Los más habituales en un once sin jugadores fijos

Mario Ortiz, en un partido del Córdoba en El Arcángel

Ya ha pasado algo más de una semana del final de temporada del Córdoba CF, que acabó con el temido descenso a la cuarta categoría después de 36 años. No ha salido nada bien en esta campaña. Y es que, se mire por donde se mire, es difícil sacar conclusiones positivas de una temporada que quedará para el recuerdo como una de las más negras de la historia del club. Se intentan buscar razones que puedan dar cuenta de este mal campeonato. Una de ellas, y de la que ya se habló en CORDÓPOLIS, era que en ningún tramo de la temporada hubo un once tipo. Y es que ningún entrenador consiguió dar con la tecla para dar continuidad a un grupo de jugadores a los que mantener en el once, ya fuera por cuestión de rendimiento, lesiones o sanciones.

Por tanto, ese once fijo nunca existió. Pero el problema es más grave aún cuando se puede comprobar que ningún jugador de la primera plantilla se acercó -ni de lejos- al total de 2.160 minutos -24 partidos-. Y es que solo basta con echar un vistazo a las estadísticas para ver que el jugador que gozó de más minutos durante la temporada fue el central Mohamed Djetei, que disputó un total de 1.738 minutos repartidos en 20 partidos -19 como titular-. Al central camerunés le sigue Mario Ortiz, que estuvo presente en 23 partidos -solo se perdió uno tras dar positivo en Covid-19- para un total de 1.725 minutos. Tras el mediocentro cántabro se sitúa Bernardo Cruz, con un total de 19 partidos y 1.710 minutos, si bien en los dos últimos partidos Xavi Molina le desplazó del once titular.

La sorpresa viene con el cuarto jugador con más minutos: Alberto del Moral. El mediocentro disputó un total de 19 partidos y 1.525 minutos. El dato por que se puede calificar de sorpresa es que el jugador formado en la cantera comenzó la temporada con ficha del filial, pero su gran rendimiento justificó su renovación en enero hasta 2023, con la que se convertía en miembro de pleno derecho de la primera plantilla. Esto arroja una conclusión: la pareja de centrales y el doble pivote son los puestos en los que ha habido una mayor estabilidad a lo largo de la temporada.

El quinto jugador en cuestión con más minutos fue Willy Ledesma. A pesar de que Juan Sabas confió más en Piovaccari, lo cierto es que el delantero pacense se convirtió en pieza clave tras la llegada de Pablo Alfaro al banquillo. En total disputó 1.510 minutos repartidos en 23 partidos, para un total de ocho goles. Aparte de estos cinco fijos, sólo entre comillas, cabe destacar a un jugador que desde su llegada en el mercado de invierno se hizo con un sitio en el once: Nahuel Arroyo. El jugador catalán, que llegó procedente del Albacete, debutó saliendo del banquillo frente al Recreativo Granada en la jornada 13. A partir de ahí, ya no se movería de un once titular que sufrió variaciones, pero en el que siempre se mantuvo el extremo, tanto con Pablo Alfaro como con Germán Crespo.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
18 de mayo de 2021 - 05:45 h
stats