El Córdoba, línea por línea: dualidad en portería

Isaac Becerra, en un partido del Córdoba

La última línea antes del gol. Esa posición que pasa desapercibida salvo que se cometa un error. En el caso del Córdoba, no han contribuido en demasía los errores groseros de los cancerberos, si bien en algunas ocasiones han sido definitorios para partidos que estaban en equilibrio o en posible caída hacia el lado rival. Dentro de la vorágine en la que se ha visto inmerso el equipo en cuanto a los cambios de entrenadores, ello ha afectado también al protagonista en la portería, que ha ido cambiando y que ni mucho menos ha sobresalido un nombre sobre otro en los 24 partidos disputados de liga más los tres de Copa del Rey.

Desde el verano, no hubo movimiento de fichas en la portería con la continuidad de Isaac Becerra y Edu Frías. El ex del Girona fue el claro titular en la 2019-20 y el canterano del Espanyol sólo disputó el partido copero ante el Sanse y un duelo de liga ante el Cádiz B. Con la llegada de un nuevo entrenador, Juan Sabas, al banquillo blanquiverde, las tornas volvían a igualarse y ambos arqueros partían de cero para iniciar la temporada. Y una buena preparación de Frías le sirvió para ser el portero de confianza para el entrenador madrileño: estuvo de inicio en la jornada inaugural ante el Lorca y durante cuatro partidos más consecutivos. Sin embargo, en cuanto las cosas empezaron a ir mal y su juego de pies empezó a generar intranquilidad, Sabas buscó a la desesperada un cambio que diera pie a la revolución. No obstante, la permuta por Becerra en Linarejos no funcionó y el entrenador fue cesado.

Con la llegada de Pablo Alfaro al club califa, una premisa parecía clara: rotar al equipo en función de rendimientos en entrenamiento y que pocos onces se repitieran. Aun así, Becerra fue lo único seguro a pesar de que, en el torneo de Copa, la eliminatoria ante el Getafe y las otras dos -ante Albacete y Real Sociedad- las disputara Edu Frías. El más veterano de los guardametas aguantó nueve jornadas ligueras consecutivas -de por medio, con una actuación negativa ante el Yeclano- hasta la derrota ante el Sevilla Atlético. A partir de ahí, vio el resto de los partidos de la primera fase desde el banquillo, con la consecución de la no entrada a la fase por el play off de ascenso a Segunda División. En la siguiente ronda, Alfaro decidió hacer retornar a Becerra en la puerta hasta la marcha del maño, con un balance de una portería a cero y cuatro goles encajados en tres partidos.

En la búsqueda del milagro de la Primera RFEF con Germán Crespo, el preparador granadino optó por una mejor salida de balón con los pies con Edu Frías, aunque su proyección hace presagiar una gran mejora en ese aspecto. El de 23 años jugó la segunda vuelta de la fase, encajando un tanto de penalti y otro en un fallo individual suyo ante Kensly. En ese sentido, parece que, en el global de la temporada, Isaac Becerra saldría más reforzado de cara a una posible continuidad la próxima campaña en detrimento de Edu Frías. Sin embargo, ni mucho menos descarta que uno, los dos o ninguno pudieran estar en la 2021-22 en Segunda RFEF dadas sus cualidades.

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2021 - 05:45 h
stats