El Córdoba CF confirma la salida de Bernardo Cruz

Otra marcha sellada y confirmada. Puertas que se abren para dejar entrar a nuevos efectivos. Era un secreto a voces que la dirección deportiva no contaba con los servicios de Bernardo Cruz para la próxima campaña, y tan solo faltaba alcanzar un acuerdo entre ambas partes. Así, el propio Córdoba CF ha comunicado de manera oficial que, definitivamente, se ha llegado a un acuerdo para la desvinculación del defensa cordobés, que cierra así su tercera etapa como blanquiverde, una que quizá no ha estado a la altura de lo que se esperaba, pero que se ha culminado de manera positiva con un ascenso.

Y es que Bernardo Cruz siente como pocos lo que es el escudo del Córdoba CF, del que fue canterano. Es más, el propio club, en el escrito de despedida, recuerda que se crio en la Ciudad Deportiva “cuando los campos aún eran de albero, y pasó por todas las categorías del fútbol base. Desde muy pequeño, se le intuía madera de líder, además de un sentido cordobesismo, el cual siempre ha llevado, lleva y llevará por bandera. Con tan solo 20 años, el pequeño de los hermanos Cruz tuvo un papel protagonista en la temporada del ascenso a Primera División”.

Sin embargo, ahí se puso fin a su primera etapa, puesto que, tras dicha gesta, salió de la entidad y, después de pasar por varios equipos, militar cinco temporadas en Segunda División y ascender a Primera División con el Granada CF, volvió al Córdoba CF en el verano de 2020 pese a tener ofertas de categoría superior. Su labor siempre ha sido la de sumar, ya sea fuera o dentro del césped. “Bien cuando le ha tocado defender la blanquiverde en el campo o bien cuando le ha tocado apoyar a sus compañeros desde fuera, el ’12’ siempre ha estado a disposición del equipo. Querido por todos, Bernardo se marcha con la máxima elegancia de su club”, añade el escrito.

De este modo, el zaguero pone fin a esta tercera etapa tras completar el pasado año un total de 20 encuentros y 1.311 minutos, en los que anotó un gol. “Desde el Córdoba CF le agradecemos todo su cordobesismo, esfuerzo, dedicación y entrega defendiendo la elástica blanquiverde, deseándole la mayor de las suertes en su futuro personal y profesional. El Arcángel siempre será tu casa, Bernardo”, apostilla el mensaje del club.

Por su parte, minutos después de darse la noticia, el propio jugador expuso una carta de despedida donde subrayó que “nunca es fácil” cuando “uno se va de casa”. “Regresé al club de mi vida, el que me vio crecer categoría a categoría, con la ilusión de ayudar a retomar el fútbol profesional”, expone Cruz, al tiempo que puntualiza que esa ilusión la mantuvo “intacta”, pese al “batacazo de la temporada 2020-21”, que supuso la caída a la Segunda RFEF. Igualmente, indica que “de las tres etapas que he estado en el primer equipo, es esta última la que me ha generado emociones más especiales”, en concreto, un profundo “orgullo de pertenencia”, además de “emoción”, pues disfrutó “como un enano” de cada minuto“, y ”amor“, porque ”viste nacer a Bernardo Jr, pisé El Arcángel con él en brazos y cantamos el himno juntos“.

Por tanto, ahora se marcha “dejando un vestuario y un cuerpo técnico unido”, al tiempo que recalca que “la próxima temporada posiblemente habrá momentos de dificultad, y es ahí donde tenéis que demostrar la gran familia que sois”.

Finalmente, el central quiso dar las gracias a “jugadores y compañeros” por “los momentos deportivos y personales”, “a todos los entrenadores y cuerpos técnicos” que ha tenido, además de “a todos los auxiliares” y a “todos los trabajadores de todos los departamentos del club”. “Como cordobés me he sentido un afortunado por defender el escudo que representa a tantos y tantos niños”, apostilla.

Otra marcha sellada y confirmada. Puertas que se abren para dejar entrar a nuevos efectivos. Era un secreto a voces que la dirección deportiva no contaba con los servicios de Bernardo Cruz para la próxima campaña, y tan solo faltaba alcanzar un acuerdo entre ambas partes. Así, el propio Córdoba CF ha comunicado de manera oficial que, definitivamente, se ha llegado a un acuerdo para la desvinculación del defensa cordobés, que cierra así su tercera etapa como blanquiverde, una que quizá no ha estado a la altura de lo que se esperaba, pero que se ha culminado de manera positiva con un ascenso.

Y es que Bernardo Cruz siente como pocos lo que es el escudo del Córdoba CF, del que fue canterano. Es más, el propio club, en el escrito de despedida, recuerda que se crio en la Ciudad Deportiva “cuando los campos aún eran de albero, y pasó por todas las categorías del fútbol base. Desde muy pequeño, se le intuía madera de líder, además de un sentido cordobesismo, el cual siempre ha llevado, lleva y llevará por bandera. Con tan solo 20 años, el pequeño de los hermanos Cruz tuvo un papel protagonista en la temporada del ascenso a Primera División”.

Sin embargo, ahí se puso fin a su primera etapa, puesto que, tras dicha gesta, salió de la entidad y, después de pasar por varios equipos, militar cinco temporadas en Segunda División y ascender a Primera División con el Granada CF, volvió al Córdoba CF en el verano de 2020 pese a tener ofertas de categoría superior. Su labor siempre ha sido la de sumar, ya sea fuera o dentro del césped. “Bien cuando le ha tocado defender la blanquiverde en el campo o bien cuando le ha tocado apoyar a sus compañeros desde fuera, el ’12’ siempre ha estado a disposición del equipo. Querido por todos, Bernardo se marcha con la máxima elegancia de su club”, añade el escrito.

De este modo, el zaguero pone fin a esta tercera etapa tras completar el pasado año un total de 20 encuentros y 1.311 minutos, en los que anotó un gol. “Desde el Córdoba CF le agradecemos todo su cordobesismo, esfuerzo, dedicación y entrega defendiendo la elástica blanquiverde, deseándole la mayor de las suertes en su futuro personal y profesional. El Arcángel siempre será tu casa, Bernardo”, apostilla el mensaje del club.

Por su parte, minutos después de darse la noticia, el propio jugador expuso una carta de despedida donde subrayó que “nunca es fácil” cuando “uno se va de casa”. “Regresé al club de mi vida, el que me vio crecer categoría a categoría, con la ilusión de ayudar a retomar el fútbol profesional”, expone Cruz, al tiempo que puntualiza que esa ilusión la mantuvo “intacta”, pese al “batacazo de la temporada 2020-21”, que supuso la caída a la Segunda RFEF. Igualmente, indica que “de las tres etapas que he estado en el primer equipo, es esta última la que me ha generado emociones más especiales”, en concreto, un profundo “orgullo de pertenencia”, además de “emoción”, pues disfrutó “como un enano” de cada minuto“, y ”amor“, porque ”viste nacer a Bernardo Jr, pisé El Arcángel con él en brazos y cantamos el himno juntos“.

Por tanto, ahora se marcha “dejando un vestuario y un cuerpo técnico unido”, al tiempo que recalca que “la próxima temporada posiblemente habrá momentos de dificultad, y es ahí donde tenéis que demostrar la gran familia que sois”.

Finalmente, el central quiso dar las gracias a “jugadores y compañeros” por “los momentos deportivos y personales”, “a todos los entrenadores y cuerpos técnicos” que ha tenido, además de “a todos los auxiliares” y a “todos los trabajadores de todos los departamentos del club”. “Como cordobés me he sentido un afortunado por defender el escudo que representa a tantos y tantos niños”, apostilla.

Otra marcha sellada y confirmada. Puertas que se abren para dejar entrar a nuevos efectivos. Era un secreto a voces que la dirección deportiva no contaba con los servicios de Bernardo Cruz para la próxima campaña, y tan solo faltaba alcanzar un acuerdo entre ambas partes. Así, el propio Córdoba CF ha comunicado de manera oficial que, definitivamente, se ha llegado a un acuerdo para la desvinculación del defensa cordobés, que cierra así su tercera etapa como blanquiverde, una que quizá no ha estado a la altura de lo que se esperaba, pero que se ha culminado de manera positiva con un ascenso.

Y es que Bernardo Cruz siente como pocos lo que es el escudo del Córdoba CF, del que fue canterano. Es más, el propio club, en el escrito de despedida, recuerda que se crio en la Ciudad Deportiva “cuando los campos aún eran de albero, y pasó por todas las categorías del fútbol base. Desde muy pequeño, se le intuía madera de líder, además de un sentido cordobesismo, el cual siempre ha llevado, lleva y llevará por bandera. Con tan solo 20 años, el pequeño de los hermanos Cruz tuvo un papel protagonista en la temporada del ascenso a Primera División”.