Los jóvenes piden paso

Luismi durante un amistoso con el Córdoba

Una pretemporada que, a pesar de dos encuentros para olvidar, está dejando buenas sensaciones en la parcela blanquiverde. La dirección deportiva, encabezada por Juan Gutiérrez Juanito, tenía el duro trabajo de confeccionar una plantilla que había dado muchos problemas a lo largo de la temporada pasada. En su primera campaña al mando de la cúpula califal, la directiva dirigida por Javier González Calvo había diseñado un vestuario muy veterano, con pobre experiencia en la categoría y con unos jugadores sub 23 que no rindieron al nivel esperado. Tanto fue así que en la actualidad, el departamento técnico quiso que estos últimos profesionales fuesen de la calidad necesaria para disputar minutos importantes a lo largo de la campaña regular y parece que esto va a ocurrir. Los jóvenes están pidiendo paso en este tramo de preparación y el técnico Germán Crespo le está demostrando su total confianza para que despunten con la elástica blanquiverde.

La plantilla del Córdoba está más compensada que el curso pasado. Aunque todavía no se ha mostrado su competitividad en competición liguera, el vestuario blanquiverde ha bajado su edad media y ahora los jóvenes parece que han cogido un papel más protagonista. De hecho, el técnico Germán Crespo quiere un once titular que consiga presionar en campo rival y ser más vertical que lo visto en la anterior temporada, mirando a la portería contraria cueste lo que cueste y dejando de lado lo que dictamine el marcador. Gracias a esta filosofía, el rol de los futbolistas con ficha sub 23 se considera crucial y estos han dado el paso necesario a lo largo de esta preparación. Tanto es así que estos profesionales se han ganado la confianza del técnico nazarí desde el primer día que aterrizaron en la entidad blanquiverde y una vez que se han asentado a una ciudad y a un plantel totalmente nuevo.

No son pocos los futbolistas que han hecho los suficientes méritos para ser claros aspirantes a conseguir un puesto de titular en la primera jornada liguera ante el Xerez Deportivo. En el eje de la zaga, Visus ha sido el último en llegar y ha formado una gran pareja de centrales junto a José Cruz. Por su parte, Carlos Puga se ha asentado en el carril izquierdo y tendrá una dura competencia para conseguir partir en el once inicial, mientras que Meléndez es la única alternativa a Ekaitz Jiménez para el técnico Germán Crespo. Si se mira al centro del campo, tanto Viedma como Julio Iglesias han ofrecido unos buenos minutos de calidad, aunque esta posición está muy poblada de futbolistas de gran calibre como es el caso de Toni Arranz, Álex Bernal, Javi Flores o incluso Miguel de las Cuevas. Perfiles con mucha más experiencia, pero que carecen de una rapidez que tienen tanto Luismi Redondo como Simo para los costados. Estos profesionales están más que capacitados para coger ambos carriles y ofrecer balones a un Antonio Casas que está siendo una de las sensaciones de la pretemporada merced a su hat trick ante el Rayo Majadahonda.

Todos estos jugadores mejoran el nivel mostrado con respecto a lo largo de la temporada pasada. Tanto Juan Sabas como Pablo Alfaro no consiguieron sacar el rendimiento esperado de unos jóvenes que, incluso, algunos de ellos tuvieron que salir en el mercado invernal con el fin de conseguir algo de minutos como es el caso de Sidoel o Alberto Salido. Mientras tanto, Alberto Espeso, Álex Robles, Alberto Ródenas o Edu Frías en portería no lograban la continuidad necesaria. Sin embargo, el único jugador menor de 23 años que sí demostró que la Segunda División B era chica para él era Alberto del Moral. El natural de Villacañas fue inamovible del centro del campo y, de hecho, el Villarreal se hizo con sus servicios una vez que el Córdoba bajó a la cuarta división española y terminó una temporada para olvidar en lo deportivo. En la actualidad, parece que este problema ha terminado, aunque tendrá que demostrarse sobre el terreno de juego.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
23 de agosto de 2021 - 05:45 h