La revolución también llega a lo social

Aficionados del Córdoba en un partido

Otra vez crece la ilusión. Tras la desastrosa temporada realizada, el Córdoba CF prepara su vuelta a la cuarta categoría del fútbol español y el principal objetivo sigue siendo alentar a una afición dañada y molesta con el rendimiento que mostró la primera plantilla en la última edición de la Segunda División B. La remodelación realizada por la Real Federación Española de Fútbol de este ámbito en los niveles más modestos hizo que hubiera equipos que descendieran uno o dos escalones con relativa facilidad, cosa que finalmente le ocurrió al club blanquiverde después de no alcanzar la regularidad esperada en el tramo liguero. Por ello, la hinchada mostró su pesar al finalizar la competición, aunque el sentimiento aflora cuando se acerca la fecha del inicio de pretemporada. De hecho, la directiva califa presentará este próximo lunes una nueva campaña de abonados que deberá cumplir con las exigencias económicas que esperan sus fieles para recuperar los números que se alcanzaron en el anterior año.

Por su parte, la entidad blanquiverde tiene una serie de objetivos a seguir para intentar que la totalidad de sus fieles renueven su compromiso con el equipo. Un hecho que se vuelve crucial para un club que competirá en la cuarta máxima categoría del fútbol español y los ingresos económicos no se consiguen tan fácilmente como en divisiones superiores. El Córdoba CF plantea una rebaja en el precio de los abonos dada la irrupción de la Covid-19 durante el pasado curso. Además y debido al esfuerzo monetario que ya realizaron en la anterior temporada, la directiva califal planteará una serie de ventajas para los socios que ya ampliaron su sentimiento en forma de carnet durante el periodo de mayor intensidad del coronavirus. Tanto es así que el objetivo primordial de la entidad es que los más de 7.000 abonados realizados a lo largo del curso pasado vuelvan a pasar por taquilla antes de que comience una nueva participación en Segunda RFEF, aunque para ello no solo hace falta un esfuerzo económico.

Lo que lleva a cada aficionado a ampliar dicha vinculación con su equipo es la ilusión que le tenga puesta a la temporada. Por ello, tan solo con una rebaja económica no se puede conseguir que este sentimiento vuelva a aflorar en cada hincha y más después de una campaña donde el nivel del Córdoba ha estado muy por debajo de las expectativas puestas por la propia directiva y dirección deportiva. Debido a esto, la entidad blanquiverde ha confeccionado hasta el momento un primer plantel que puede competir, a priori, por el ascenso a Primera RFEF desde el inicio de la competición regular, logrando hasta nueve fichajes con experiencia tanto en Segunda, Segunda B como en la promoción a la categoría de plata. Por ello, el club andaluz ha incorporado a José Cruz, José Ruiz, Alejandro Viedma, Antonio Casas, Omar Perdomo, Felipe Ramos, José Alonso, Toni Arranz y Ekaitz Jiménez, así como ha renovado a Javi Flores, Willy Ledesma, Luismi Redondo, Edu Frías, Carlos Puga y Miguel de las Cuevas.

Aunque no todo es la campaña de abonos y la confección de la primera plantilla. El Córdoba CF también prepara una pretemporada que comenzará el próximo 19 de julio después de realizar los pertinentes reconocimientos médicos a todo el plantel comandado por el técnico Germán Crespo. Dicha preparación durará hasta la primera jornada liguera y, por el momento, consta de seis amistosos confirmados, de los cuales dos se disputarán en territorio cordobés. Los blanquiverdes se enfrentarán ante el Salerm Puente Genil el 30 de julio en el Manuel Polinario, al Linares Deportivo en el feudo califal el 31 de julio, al Algeciras en el Nuevo Mirador el 11 de agosto, al Rayo Majadahonda el próximo 13 de agosto en El Arcángel, a la Balompédica Linense en el Municipal de la Línea de la Concepción el 21 de agosto y finalmente al Pozoblanco en el feudo de Los Pedroches el 29 de agosto.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
11 de julio de 2021 - 13:07 h