Las bajas del Córdoba CF, rumbo a la Primera RFEF

Julio Iglesias durante un encuentro con el Córdoba CF

La próxima edición de la Primera RFEF contará con una profunda carga blanquiverde. El buen rendimiento que ha cosechado el Córdoba CF este curso no ha pasado desapercibido para nadie. Los de Germán Crespo completaron una temporada sobresaliente, mostrándose como el rival más efectivo de toda la Segunda RFEF, con registros estadísticos que se colaron en el ranking junto a los mejores clubes del panorama nacional. Es por ello que la expectación que ha desatado el equipo para la siguiente campaña, en la que el objetivo se ha fijado de nuevo claramente en aspirar a estar en la zona alta, aunque siendo conscientes del salto de nivel que supone la promoción, hace que su nombre suene con fuerza. Y también los propios refuerzos. Sin duda, Deportivo de La Coruña y el propio cuadro califa serán dos de los principales adversarios a batir en la tercera categoría estatal, y su rivalidad ha comenzado mismamente desde el mercado de fichajes. Es más, el propio González Calvo, presidente de la entidad, subrayó hace unos días que iban a “intentar sacar lo menos posible en la prensa para que no se meta el Deportivo de La Coruña en el medio”, teniendo en cuenta lo que ha ocurrido (y sigue ocurriendo) con jugadores como Gorka Santamaría e Isi Gómez, por el cual están pugnando ambos equipos.

Sea como sea, será significativa la presencia de estos dos planteles en una Primera RFEF que gozará de un enorme nivel, y donde los blanquiverdes compartirán grupo con rivales de la talla de la Cultural y Deportiva Leonesa, Real Madrid Castilla, AD Alcorcón o el propio cuadro gallego. Así, el mercado de fichajes está siendo realmente intenso. Y mucho está dando que hablar la entidad cordobesista, ya no solo en materia de incorporaciones, sino también con sus bajas. Y es que, como se ha dicho, el buen hacer de los cordobeses en el curso pasado ha hecho que multitud de equipos echen el ojo a los descartes del Córdoba CF, que no solo está nutriéndose de lo mejor de la categoría, sino que también está aportando talento a otros adversarios directos. En definitiva, come y da de comer.

Así es, entre las marchas que ha ido poco a poco confirmando el club, la primera en encontrar acomodo dentro de la Primera RFEF fue Luismi Redondo. No era de extrañar que el joven atacante extremeño fuese pretendido con rapidez al poco de anunciarse que la dirección deportiva del Córdoba CF no iba a contar con él para el nuevo proyecto, teniendo en cuenta que ha sido pieza clave en la consecución del ascenso. Es por ello que la AD Ceuta, que compartirá grupo con los califas, se hizo con sus servicios, afirmando en un comunicado que es “un jugador muy versátil, con gran calidad, desparpajo y veloz en el verde”, por lo que “se trata de un joven futbolista con una gran proyección y que seguro jugará un papel fundamental en las filas de la AD Ceuta FC”.

Asimismo, el siguiente en salir, también con contrato con los califas, fue Toni Arranz, el cual ha desembarcado como el tercer refuerzo del CD Numancia, otro equipo de mucha trayectoria en el fútbol profesional, y que competirá en el Grupo II de la Primera RFEF, junto a equipos como Castellón, Barça B o Nástic de Tarragona. Finalmente, el tercero que ha encontrado hueco en la tercera categoría es Julio Iglesias, quien regresará también este curso a El Arcángel, puesto que, al igual que Luismi, ha firmado con la AD Ceuta, plantel en el que ya militó, precisamente antes de recalar en la escuadra blanquiverde.

Por tanto, tres de las salidas anunciadas y tres destinos a rivales directos en la misma categoría en la que el Córdoba CF buscará dar ese segundo paso hacia el fútbol profesional. Y a buen seguro que no quedará ahí la nómina de excompañeros y ahora adversarios, dado que el club trabaja en llegar a sendos acuerdos tanto con Bernardo Cruz como con Omar Perdomo para que finalicen sus etapas como cordobesistas. Y ambos, sin ninguna duda, tendrán ofertas sobre la mesa de otros equipos de Primera RFEF.

Etiquetas
stats