El CBM se ahoga en el último aliento

Lance del partido del Cajasur Córdoba ante el Alcobendas en Fátima.

Segunda derrota consecutiva por un gol de diferencia para el Cajasur Córdoba Balonmano, y cuarto encuentro seguido en el que la contienda para los cordobeses se decide por un tanto. Un resultado que abre un poco más le herida psicológica en un conjunto que destaca por la capacidad de superación. Mucho será el peso que tendrá que caer sobre el equipo granate para desmoralizarlo, aunque lo cierto es que el dolor de las dos últimas caídas, más por la forma que por la derrota en sí, lo han dejado noqueado en una esquina del ring. Los de Escribano fueron a remolque prácticamente durante todo el encuentro, aunque siempre acechando por la mínima la remontada. Sin embargo, no han podido materializar el asalto (27-28) en Vista Alegre a un equipo, el BM Alcobendas, que está en plena lucha por hacerse con uno de los puestos de ascenso. A los cordobeses no les queda otra que levantarse e ir con todo a por el próximo asalto.

Muy frío arrancó el partido el CBM, que de nuevo presentaba múltiples bajas y se veía en la obligación de tirar de tres juveniles. Un juego espeso de inicio en la circulación de balón, y además, unido al gran nivel de acierto del guardameta visitante. Ello provocó que el Alcobendas pronto tomase una renta cómoda de tres goles, lo que le sirvió para gobernar en el marcador en el primer acto. La entidad granate no encontraba la forma de frenar el ritmo de los madrileños.

Los de Álex Mozas resolvían sus ataques con cierta facilidad, gracias a la buena labor de su pivote en los seis metros y al acierto del extremo Gimeno, una pesadilla para el bando local. Aún así, el Cajasur no se iba a rendir tan fácil. Los de Escribano consiguieron minimizar errores y centrarse en las tareas ofensivas, un cambio que propició la reducción de la distancia en el marcador, e incluso tendrían la posibilidad de igualar el choque a pocos segundos del descanso. Sin embargo, un error en el pase propició una contra de los madrileños, que pusieron el 12-14 justo antes de marcharse camino de vestuarios. A pesar de las lagunas en el juego, parecía que los granates iban de menos a más en el partido, y lo iban a demostrar de salida en la reanudación.

La inercia parecía empezar a equilibrarse en el segundo acto, con un Cajasur algo más concentrado en no cometer fallos atrás y más certero en la definición, esta vez ante Rodríguez, ya que el arquero titular visitante tuvo que retirarse lesionado. En el minuto 36, los califales consiguieron empatar el duelo a 18 goles, y se empezaba a vislumbrar un desenlace esperanzador.

Era el preludio a los mejores minutos cajistas. De hecho, los de Escribano llegaron incluso a ponerse por delante (23-22) a falta de algo más de un cuarto de partido. La sensación era de que todo marchaba encarrilado, pero en ese momento el Alcobendas protagonizó una reacción que llevó al cuadro cordobés a encajar un parcial de 0-3, que ponía contra las cuerdas la confianza en el triunfo.

Ya en los últimos diez minutos, el CBM desaprovecharía múltiples situaciones para poder dar caza a su rival, volviendo a fallar situaciones claras de lanzamiento y dando alas al Alcobendas, que marchaba en todo momento por delante. A falta de tres minutos, y con una diferencia de tres tantos, Dzokic y Jiménez volvieron a ajustar el luminoso (26-27) con dos acciones soberbias, aunque rápidamente aparecería Gimeno para poner de nuevo la distancia en dos goles. Leo Ceballos anotó desde el extremo y el Alcobendas no pudo sentenciar en su ataque, lo que dejaba treinta segundos al Cajasur para hacerse con el empate. Sin embargo, los granates únicamente pudieron sacar un golpe franco de Marko Dzokic, que no consiguió acertar, dejando a la parroquia cordobesa con la miel en los labios.

FICHA TÉCNICA

CAJASUR, 27: Ramón, Leo (6), Nano (2), Julián (3), Jiménez (4), Ruano (3), Dzokic (3), Morales (4), Morón, Del Águila, Labraca, Baena (2), Nando, Pavón, León y Arribas.

BM ALCOBENDAS, 28: Delgado, López García, Mikel, Roberto (4), Catalina, López Boyarizo (2), Velasco, Rodríguez (1), García (1), Kramarz, Gimeno (12), Villoria (3), Nieto (5), Ortega y Tolmos.

ÁRBITROS: Colmenero y Rollán (Castilla León). Excluyeron por el Cajasur a Baena, Julián y Ruano (2); y por el Alcobendas a López García, Velasco, Kramarz, Villoria y Nieto.

PARCIALES: 2-2, 3-5, 6-9, 8-10, 9-12, 12-14 (descanso); 16-17, 20-21, 23-23, 24-25, 24-26 y 27-28.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 21ª jornada de liga en División de Honor Plata, disputado en la IDM Fátima ante 250 espectadores.

Etiquetas
stats