A la caza de una Final Four sin complejos

Plantilla del Deza Maristas en la presente temporada.

Su nombre estará ahí otra vez. Entre los mejores. No hay discusión posible para rebatir que el Deza Maristas 75 será un año más el representante cordobés con mayor trayectoria en el baloncesto femenino. De hecho, el cuadro colegial disputará este fin de semana la Final Four por el título de la N1 Liga Nacional -antes Primera Nacional-, en la cual podría conseguir además billete para la fase de ascenso a Liga Femenina 2. Tres veces seguidas ahí presente y cuatro de las últimas cinco temporadas. Se dice pronto. "La afrontamos con mucha ilusión, pero al mismo tiempo con sentido realista, sabiendo que de los cuatro equipos que van a la final, los otros tres son equipos hechos para el ascenso y que cuentan con jugadoras extranjeras, además de haber fichado jugadoras de Liga Femenina y Liga Femenina 2", analiza Eduardo Burgos, técnico del conjunto rojillo.

Así es, el representante cordobés acude a la cita con el plantel -en lo estrictamente deportivo- menos ambicioso, tras finalizar tercero en el Grupo A de la fase regular. Asimismo, en octavos se deshizo del CB Andújar (2-0), mientras que en cuarto superó al CFI Reina Isabel G+Baloncesto (0-2). No obstante, la papeleta más complicada le llega ahora, pues el sábado 11 de mayo (18:00) se verá las caras con el CAB Estepona, que finalizó en primera posición de su grupo con una sola derrota. "Estepona cuenta con cuatro americanas y tiene a una jugadora como Lucía Méndez, con una larga trayectoria en categorías superiores", puntualiza Burgos, para remarcar además que "va a ser muy difícil, y más sabiendo que van a contar con el factor cancha". En efecto, la competición tendrá lugar en el Pabellón La Lobilla del municipio malagueño, por lo que el desafío cobra aún mayor relieve.

En el otro lado del cuadro se medirán el Unicaja, gran favorito al llegar invicto al torneo, y el Baloncesto Beiman Sevilla, en un choque que se celebrará a las 20:00 horas de esa misma jornada. Sendos vencedores disputarán la final el domingo, mientras que los otros dos jugarán por el tercer y cuarto puesto. "Nuestro verdadero objetivo es luchar por la tercera plaza, que también daría acceso a la siguiente fase, y que previsiblemente pelearemos con el Beiman Sevilla", subraya el preparador cordobés, que matiza además que "también cuentan con una americana, aunque tienen una plantilla mucho más parecida a la nuestra. Ese va a ser nuestro gran carro de batalla, aunque sin renunciar por supuesto a nada".

El Maristas está completando un curso sobresaliente, teniendo su máxima expresión en la conquista del título andaluz júnior, además de un bronce autonómico en cadete. Y precisamente esa hazaña, que le ha valido para disputar durante esta semana el Campeonato de España, ha hecho que "la preparación no haya sido la mejor", puesto que tres jugadores del primer plantel como son Carla Torrubia, Aurora Santaella y Carmen Moreno se encontraban concentradas con el equipo júnior, mientras que "alguna jugadora no ha podido entrenar por temas laborales, aunque eso no nos debe servir de excusa", destaca Burgos, para finalizar diciendo que "es complicado, pero nosotros tenemos mucha ilusión. Somos un equipo de colegio, con casi todas las jugadoras de la cantera y alguna veterana. Pero la ilusión no nos la quita nadie. Si hacemos valer nuestro mejor baloncesto vamos a tener alguna opción. Vamos a pelear por dejar el nombre de Córdoba lo mejor posible", pues "no todo el mundo puede decir que ha llegado a una Final Four".

Etiquetas
stats