El 'caso Guardiola' se cuece en Getafe

Sergi Guardiola celebra un gol en su etapa en el Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Es cuestión de horas. La frase se repite desde hace casi un mes. El traspaso de Sergi Guardiola -la pieza angular del plan de refuerzos invernales del Córdoba- se está cociendo en Madrid, con el presidente y accionista mayoritario, Jesús León, bregando para que el club al que le prestó al jugador acceda a dejarle salir después de tenerlo infrautilizado durante la primera vuelta. El meollo está en el asunto de la compensación a la entidad azulona, que se embolsaría un millón de euros del montante de una operación que puede girar en torno a los seis si en ella -aún no está claro- se incluye el pase de Álvaro Aguado al Pucela.

Sobre el tema de Sergi Guardiola ha hablado esta mañana en Valladolid el consejero delegado, Carlos Suárez, que ha comparecido ante los medios junto al director deportivo, Miguel Ángel Gómez, con motivo de la presentación de Pablo Hervías. Y, como era de esperar, surgió el nombre del delantero jumillano. “Espero que lo arreglen cuanto antes. Cada vez sale una cosa nueva”, lamentó Suárez en declaraciones publicadas en Tribuna de Valladolid. El directivo blanquivioleta recalcó que “no hay ningún problema con Ángel Torres”, presidente del Getafe, aunque confesó que “él tiene su manera de hacer las cosas y es un poco puñetero, pero no tengo queja”.

La situación, según desveló Suárez, es clara ahora mismo. “Sergi Guardiola quiere jugar aquí. Cree que se le ha abierto una puerta”, aunque advirtió que “si el Getafe no le deja salir, el Córdoba no puede decir nada”. El delantero está cedido al cuadro azulón, con una opción de compra de 10 millones al final de temporada que, evidentemente, no se va a ejecutar.

Gómez aseguró que están “trabajando en todas las opciones” de con respecto a la llegada de Guardiola. “Si llega, estarán él, Ünal y Cop. Estando abierto el mercado, tenemos que estar preparados para cualquier cosa. Si no se pudiera hacer, hay más opciones. Incluso, haciéndose, estamos abiertos a algo más”, explicó.

El Córdoba se encuentra enfrascado en el caso con todos los actores al más alto nivel, con el presidente León, el director general García Amado y el deportivo Berges jugando un decisivo partido en los despachos. Será o no cuestión de horas, pero todo se tendrá que resolver en una semana frenética hasta el cierre del mercado. Quedan siete días para acometer la anunciada “revolución” de León, que ya ha tenido sus primeros episodios -las salidas cerradas de Bambock y Jovanovic, las próximas de Aythami y Expósito- y que vivirá sus momentos culminantes cuando se termine el culebrón de Guardiola, una operación que quedará en el libro de historia del club.

Etiquetas
stats