Carreras al sol, incógnitas en el aire y el móvil de Cordero

El Córdoba regresó esta mañana a los entrenamientos FOTO: MADERO CUBERO
El Córdoba regresó al trabajo sin caras nuevas y con las ausencias de Uli Dávila y Pacheco, la del primero justificada, en una jornada en la que Pedro Cordero no se separó del teléfono

No hubo caras nuevas sobre el césped, aunque sí alguna ausencia. La primera sesión de trabajo del Córdoba tras el parón navideño se desarrolló con total normalidad y con la participación, además, de los tres futbolistas en período de recuperación. Tampoco faltó Pedro Cordero, que atendió desde pie de campo el entrenamiento del equipo que dirige Pablo Villa, que se ejercitó a lo largo de casi una hora para iniciar la preparación del encuentro del próximo sábado ante el Recreativo de Huelva. Al director deportivo del conjunto blanquiverde, por cierto, se le vio frecuentemente con el teléfono móvil, lo que hace indicar una alta actividad en los despachos de cara a los movimientos que se deban o puedan realizar en el mercado invernal. En este sentido, parece quedar más clara la situación de algunos jugadores de la actual plantilla.

Por partes, el entrenamiento transcurrió de manera tranquila, con una primera parte dedicada a la puesta a punto y otra con trato de balón. En ambos casos, Pelayo, Fran Cruz y Strahman participaron con el resto del grupo, si bien no se ejercitaron cuando se elevó el ritmo a la hora de trabajar la posesión de esférico. Presentes en la primera sesión tras los días de descanso estuvieron varios componentes del filial. Sillero, Dani Espejo, Bernardo, Rafa Gálvez y Mendi acompañaron a los miembros de la plantilla blanquiverde, de la que sólo faltaron Uli Dávila y Pacheco. La ausencia del mexicano estaba justificada, pues al parecer contaba con el billete de regreso desde hace tiempo y no podía llegar para esta mañana. Diferente es la situación del hispano argentino, cuya presencia se esperaba y no se dio. Finalizada la preparación del equipo sí llegó el futbolista a El Arcángel. Se abría la incógnita de si dicha situación se debía a su posible salida con destino a Perú.

El Juan Aurich, club del que procede en forma de cesión, podría estar interesado en recuperar sus servicios, algo que quizá finalmente se pueda llevar a cabo. El caso es que Pacheco no participó de la primera sesión de entrenamiento, en la que sí actuaron otros hombres que parecen contar con papeletas para abandonar el cuadro califal en el mercado de invierno. Uno de ellos es un Janse que cuenta con diversas ofertas y cuya continuidad en el Córdoba se presenta complicada. Lo que no hubo fueron caras nuevas, algo sabido con antelación, pues en ese sentido no se ha producido ninguna incorporación hasta el momento. Lo contrario habría sido una sorpresa para todos los que ocuparon algún asiento de la grada de Tribuna del coliseo ribereño.

Otro caso es el de Benja, que tampoco en esta ocasión se dejó ver sobre el césped de El Arcángel. La situación del ex del Girona es otra de las incógnitas que se encuentran en el aire en torno a un Córdoba que tuvo un calmado regreso al trabajo. Importante fue, no obstante, ver la evolución de los futbolistas lesionados, de los que quizá alguno pueda estar a disposición de Pablo Villa de cara al primer partido del nuevo año. Esa duda se resolverá a lo largo de una semana en la que se espera hayan movimientos. Respecto de dicha circunstancia, cabe reseñar que se pudo observar a Pedro Cordero hablar por el móvil de manera casi constante en un primer entrenamiento tras el parón navideño que siguió a pie de campo.

Etiquetas
stats