Carlos González anuncia que “sólo se van a quedar cinco”

El presidente se reafirma en su idea de remodelar por completo el plantel ante Javier Gómez, director general de la LFP, que elogia la gestión económica en la entidad blanquiverde

En un desayuno-coloquio celebrado en el Hotel AC Palacio, el presidente del Córdoba CF, Carlos González, escuchó con agrado los elogios por parte de Javier Gómez, director general de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), sobre el plan en el que está inmerso el club para solventar su deuda, que ronda los 4 millones de euros. González ha señalado que está cumpliendo con su plan de pago de acreedores “a rajatabla”. “Estamos  muy satisfechos”, ha declarado el mandatario, que expuso en presencia del directivo de la Liga las líneas maestras en una remodelación global del Córdoba CF. De hecho, González admitió que la revolución en la plantilla será finalmente más drástica que la que se podía pensar en un principio. Del grupo que compitió el último curso quedarán cinco futbolistas en nómina. De los que disputaron el play off de ascenso a Primera, en junio de 2012, sólo sobrevivirán dos: López Silva y Caballero.

González ha afirmado que el presupuesto destinado a la renovación de la plantilla es de 2,5 millones de euros, cantidad que tal vez se incremente ante el aumento de anunciantes y abonados. Tras la llegada de los primeros fichajes (Samu de los Reyes, Juan Carlos, Joselu Gómez, Strahman, Benja y Fran Cruz), el presidente confesó que “aún quedan 6 o 7 fichajes” como mínimo, pues “sólo serán cinco los jugadores de la temporada pasada que permanecerán”. Por todo esto, González apunta que “todavía tienen que salir entre ocho y diez jugadores más”. Si lo harán de modo voluntario, por un traspaso o a través de los juzgados es algo que está por ver. Cristián García, Pedro, Alberto Aguilar o Kiko Olivas, con contrato en vigor, tendrán que resolver su situación en los próximos días. Su destino es la puerta de salida que ya cogieron Pauliño y los cedidos Damián Petkoff, Astrain, Ayina y Taira. “Hay que dar salida a lo que no quiere el entrenador”, zanjó González sobre la espectacular limpieza que está realizando el Córdoba para la próxima temporada. Un cambio de jugadores masivo y, también, un recorte más que apreciable en el coste del grupo.

Precisamente sobre las medidas que ha adoptado el Córdoba para rebajar deuda y costes habló, y muy bien por cierto, el director general de la LFP, Javier Gómez, quien se refirió también a la nueva normativa de control económico previo de los clubes, dejando a un lado el fair play financiero a posteriori que la UEFA implementó en 2010 a través del cual, una vez culminada la temporada, los clubes rendían cuentas de sus ingresos y gastos. Con esta nueva herramienta, las entidades deportivas deberán acreditar los ingresos y gastos que prevén para la temporada siguiente (con una tesorería recogida mes a mes y acompañada de cifras comparativas de dos temporadas anteriores) y, a raíz de esa relación, destinar el capital sobrante a la renovación de la plantilla. Según Gómez, “lo que se pretende es que los clubes hagan frente a todas sus obligaciones de pago. Cuando esto esté en orden, entrará a jugar la parte deportiva. Si un equipo ficha a un jugador sobrepasando la cantidad permitida, la Liga le impedirá jugar”.

Etiquetas
stats