Se busca experto timonel para un barco en plena tormenta

Abel Gómez pugna por el balón con un jugador del Jaén FOTO: MADERO CUBERO
El regreso de Abel Gómez y Luso al once en el duelo con el Lugo se presenta como opción más probable para un doble pivote que nunca repitió Albert Ferrer

En tres jornadas dispuso tres alineaciones diferentes. Nunca repitió, de un partido para el siguiente, el mismo once. Las sanciones se convirtieron en el principal escollo que le tocó superar cada semana a Albert Ferrer, que también contó con algún jugador con molestias físicas y aportó con sus decisiones técnicas para tener que realizar cambios en su equipo en cada nuevo encuentro. El próximo domingo, con la visita del Lugo a El Arcángel (17:00), se volverá a producir esa situación con casi total seguridad. No en vano, el técnico recuperará para ese duelo a dos piezas importantes dentro del cuadro blanquiverde que ante Las Palmas no pudieron ser de la partida. Abel Gómez y Luso se postulan como los hombres que ocuparan un doble pivote del que saldrían Fran Cruz y Pelayo.

De la actuación de estos dos futbolistas, en lo que fue un dúo inédito en la medular en el duelo con el conjunto canario, afirmó Ferrer estar satisfecho. Sin embargo, no dejó de ser una solución para un problema puntual, el de la baja de los jugadores que esta semana podrán volver a vestir de corto. Sólo si el técnico lo creyera conveniente, claro está. La entrada de Abel Gómez y Luso en el centro del campo es más que probable. En el caso del sevillano, las dudas son pocas, toda vez que el entrenador califal llegó a hablar de su papel específico dentro del equipo tras el partido con Las Palmas. De hecho, es uno de los hombres con más minutos en la presente temporada, en la que apenas dejó de disputar dos choques y sólo participó en una ocasión sin ser titular.

También resulta previsible la vuelta de Luso al once para el encuentro con el Lugo, ya que Obiora parece no terminar de convencer al preparador barcelonés. El nigeriano jugó unos 20 minutos ante el Jaén, partido aquel en que ocupó precisamente el lugar que dejaba sobre el campo el aragonés. En Girona, el cambio se dio a la inversa. Y ante Las Palmas, a pesar de las dos sensibles bajas mencionadas, Ferrer optó por un Fran Cruz que no se entrenó hoy con el resto de sus compañeros -al igual que ocurrió con Campabadal- y por Pelayo. El futbolista africano se quedó en el banquillo y quizá la misma suerte corra el próximo domingo.

Con todo, Ferrer no ofreció hasta el momento pista alguna de qué decisión tomará al respecto para un partido en que se puede dar algún cambio más. Otra opción que se presentaba en este sentido era la de Pedro para la banda derecha, pero el alicantino no pudo completar esta mañana la sesión de entrenamiento. El extremo reapareció ante Las Palmas después de superar la lesión que sufrió en la última jornada de la primera vuelta en Mallorca y habrá que esperar para saber si la circunstancia que se dio hoy se debió a una recaída o simplemente a otras molestias físicas.

Etiquetas
stats