BM Aguilar, una odisea en sus bodas de plata

.

Una las historias más curiosas que ha vivido el deporte cordobés este verano ha sido sin duda la protagonizada por el Balonmano Aguilar. Uno de los grandes referentes deportivos de la localidad ha estado contra las cuerdas durante varias semanas en cuestión de supervivencia. De hecho, incluso se llegó a afirmar que el club no saldría el próximo curso en Primera Nacional, y la incertidumbre se generó en torno al propio devenir de la entidad. Los problemas económicos, el gran obstáculo que sufren todos los equipos humildes, lastró al conjunto aguilarense hasta estar cerca de la desaparición. No obstante, finalmente el agua volvió a su cauce, y tras importantes medidas de austeridad, el representante provincial celebrará sus bodas de plata en dicha categoría. Un desenlace hasta la fecha feliz, tanto para el equipo como para el municipio.

Una odisea financiera que ha coincidido con su 25 aniversario y que, después de muchas horas de trabajo y de ajustar cuentas, ha salido por una de las puertas más prósperas. De esta forma, gracias al apoyo de la empresa Aceitunas Torrent, la localidad volverá a disfrutar un año más de balonmano en Primera Nacional, una categoría en la que coincidirá con el Córdoba BM y el Balonmano La Salle. “Tenemos que dar las gracias a Aceitunas Torrent por su confianza en nuestro proyecto, ya que sin su apoyo no sería posible el crecimiento de nuestra cantera, así como la participación de nuestro equipo senior masculino en la categoría de bronce nacional por quinto año consecutivo”, afirmó Francisco Rosa, presidente del BM Aguilar, en el acto de renovación del covenio de patrocinio.

Un nuevo proyecto que se presenta con los lógicos recortes económicos, pero que en la práctica puede resultar igual o más ambicioso que el del curso anterior. Para dicho cometido han puesto al mando a un archiconocido del balonmano cordobés, como es Manolo Ortega. El entrenador, natural de Jaén aunque un gran conocedor de dicha disciplina en la provincia, formó parte junto a Fernando Barbeito del cuadro técnico del Ángel Ximénez de Puente Genil en Liga Asobal, antes de partir hacia Asia, para enrolarse como preparador físico y analista de la selección de Bahréin. Sin duda, un aterrizaje que deja a las claras el objetivo del club de seguir creciendo.

Etiquetas
stats