Un reto histórico para el arbitraje femenino

Una imagen de la actividad arbitral en La Carlota.

Aún queda camino hasta lograr que la paridad laboral entre hombres y mujeres se asiente realmente en la sociedad. Y el mundo del deporte, en concreto el fútbol, no queda exento de esta dicotomía. Esa igualdad es con la sueñan las cerca de 80 árbitras andaluzas que este fin de semana se han reunido en la localidad de La Carlota para participar en la I Jornada de Arbitraje Andaluz Femenino. El Comité de Árbitros de la Real Federación Andaluza de Fútbol ya organizó una concentración de arbitraje femenino en Sevilla, aunque en esta ocasión fue la primera vez que se llevaron a cabo pruebas físicas.

De hecho, el aspecto físico es a día de hoy uno de los principales hándicaps a superar por la mayoría de las árbitras andaluzas, y que así estas logren dar el salto definitivo al fútbol nacional e internacional. La parte técnica de las jornadas contó con la presencia Marisa Villa, responsable nacional del arbitraje femenino en el Comité Técnico de Árbitros de la RFEF y miembro de FIFA, que subrayó a las presentes el "momento histórico en el que se encuentran". Además, Villa hizo hincapié en que si desde ahora hasta mayo de 2017 llevan a cabo una buena preparación física, y consiguen mantener un buen nivel técnico, podrían alcanzar el estatus de ser árbitra nacional de fútbol femenino e incluso internacional, optando además a la opción de pitar en el fútbol masculino nacional.

"Andalucía y Cataluña son los dos grandes territorios donde contamos con más árbitras en este momento. El ver aquí a 80 árbitras andaluzas es buena prueba de que se está trabajando bien, y que algunas de estas chicas en breve pueden llegar a ocupar un puesto como internacional en FIFA", remarcó la responsable nacional. Asimismo, Villa puntualizó que el objetivo no es que una o dos colegiadas lleguen a la élite, sino seguir formando y que cada vez haya un mayor arbitraje femenino en todo el panorama nacional.

La velocidad y la resistencia fueron los dos puntos clave en los que se basó la parte física (no oficial) que se llevó a cabo. Los árbitros de Primera División Mario Melero y José Luis Munuera Montero, además de varios asistentes, actuaron como monitores en estas pruebas. "Yo me he encontrado con pocas árbitras en mi carrera, pero esto está cambiando y ahora se ve una nueva corriente con muchas chicas que desean empezar en el arbitraje", explicó Melero. Por su parte, Munuera Montero afirmó que "estar aquí y poder ayudar en la formación de estas jóvenes árbitras es una gran satisfacción. Todas tienen muchas ganas y eso es lo más importante, que se divierten haciendo lo que hacen cada semana".

Las jornadas también contaron con la presencia de Rafael Ramírez Domínguez, director técnico del Comité de Árbitros de la Federación Andaluza, o Carmen Arias, presidenta del fútbol femenino. Por último, la federación ha puesto en marcha una medida para fomentar una mayor presencia femenina en el arbitraje, con la posibilidad de conjugar la faceta de jugadora con la de colegiada.

Etiquetas
stats