Jesús Escribano: "Vamos a tener que estar muy concentrados y cometer los mínimos errores"

Jesús Escribano en un entrenamiento del CBM

Se abre el telón de la División de Honor Plata masculina de balonmano un año más. En el Grupo B se ha visto encuadrado el Cajasur Córdoba BM, de nuevo bajo la tutela de Jesús Escribano, que afronta su octava temporada al mando del conjunto cordobés. Tras una pretemporada irregular, en la que el propio Escribano afirma que "se nota un poco la falta de acoplamiento de algunos jugadores", ha llegado el momento del fuego real. Los siete fichajes anunciados han supuesto todo un reto para el entrenador, sobre todo a la hora de cuadrar todo el engranaje defensivo del equipo. "Seguramente la adaptación de los jugadores de primera línea o del pivote esté afectando un poco al juego del equipo. Se nota que falta acoplamiento", reconoce, aunque luego ha hecho énfasis en algunos jugadores. "Javier Frelijj todavía en defensa nos tiene que aportar más de lo que nos ha aportado hasta ahora en pretemporada, aunque es verdad que se incorporó el último. Luego, tanto Martín como Agustín se nota que vienen de un sistema de juego diferente, de una manera de jugar diferente, y se nota que se van a ir acoplando poco a poco, ya que seguramente les falte aún un mes más de competición para que estén completamente integrados". Sin embargo, se espera que en el plano ofensivo las cosas funcionen mejor, ya que la incidencia de los hombres de ataque en el juego "es menor, por lo que ya están integrados perfectamente".

Los fichajes realizados se han hecho conforme a un perfil que mejore lo ofensivo, porque, según el propio Escribano, es donde el Cajasur tenía "más merma el año pasado". "Creo que lo vamos a conseguir en cuanto el equipo esté conjuntado. Quizás haya ido un poco en detrimento de la defensa, ya que la ausencia de Pablo Martín se nota, pero hasta que no hayan pasado dos o tres partidos no sabremos si la apuesta por la mejora del equipo en el ataque está dando sus frutos", confirma el técnico, que también detalla que lo que se buscaba con los fichajes era, sobre todo, una mejora en el lanzamiento exterior y en la profundidad de banquillo. Todos estos cambios se han hecho en vistas de un grupo que se antoja más complicado que el del año pasado. Según palabras del entrenador, "la crisis económica en lo que al balonmano se refiere va pasando, y los clubes van encontrando fórmulas de recortar sus gastos y ajustarse al ambiente que hay en el deporte en general, por lo que continúa aumentando el nivel con respecto a los años anteriores. Es algo que venía apuntándose desde el año pasado, y este año hay proyectos económicamente muy potentes". El reto para el CBM es mayúsculo, y no es otro que mantener la categoría en este Grupo B. "Pensar en el ascenso a ASOBAL es una absoluta quimera. Nosotros podemos aspirar a pelear, a hacer las cosas bien, a intentar salvarnos cuanto antes, y que ojalá eso se produzca, pero el objetivo no puede ser otro que mantenernos un año más en División de Honor Plata, que con los medios con los que contamos ya es un éxito tremendo", asevera, difuminando cualquier pretensión de colocar el objetivo en el ascenso.

Por último, Escribano también se refiere al partido inaugural, donde se enfrentarán al Ibiza. "Es un equipo que mantiene las señas de identidad del equipo del año pasado, pero que ha ido poco a poco sustituyendo sus piezas más endebles por piezas mejores. Ellos han fichado a dos jugadores que vienen de jugar en ASOBAL, Javier Bodí y Alberto Sanz, que son dos primeras líneas", explica, además de recordar que mantienen "una forma de jugar muy atractiva y eficaz", en la que incomodan mucho a los rivales "obligándoles a jugar a los demás también por dentro, y ahí trabajar en situaciones superioridad defensiva". También ha destacado lo trabajado que tienen tanto el ataque como el contragolpe, además de recordar que en el balonmano a este nivel "los errores se pagan a precio de oro", por lo que el equipo tendrá que estar "muy concentrado y cometer los mínimos errores" para poder acabar victorioso en esta jornada inaugural. Serán baja Nano, Julián y Javi Parejas, los dos primeros por sendas lesiones en el tobillo, y el último porque aún no se ha podido tramitar su alta. Pese a ello, un choque de alta intensidad espera al Cajasur Córdoba BM en el Pabellón Municipal de Es Praet para comenzar una nueva temporada en la División de Honor Plata de balonmano.

Etiquetas
Publicado el
24 de septiembre de 2021 - 05:10 h
stats