La dinámica a la alza del balonmano cordobés

Cajasur CBM - La Salle

Los diferentes equipos que componen el deporte cordobés se encuentran en la actualidad, en su gran mayoría, disfrutando de unas vacaciones merecidas tras una primera parte de temporada donde su rendimiento ha sido sobresaliente, como ha ocurrido en balonmano. Las escuadras califas dentro de esta disciplina deportiva están ocupando las categorías punteras dentro del panorama nacional, aunque la temporada pasada fue un jarro de agua fría con el descenso de hasta tres planteles y un único ascenso. Sin embargo, esta campaña regular está tratando de devolver el nivel perdido a base de trabajo y constancia.

Si se habla de balonmano en Córdoba, la mente se marcha irremediablemente a Puente Genil de la mano del Ángel Ximénez. El club pontano cumplía este año su décima campaña consecutiva en la máxima categoría del balonmano nacional y su labor está siendo inmejorable. A pesar de un inicio dubitativo donde cierto sector de la afición pedía la destitución del técnico, los chicos dirigidos por Paco Bustos despertaron en el tramo final de la primera vuelta y han acabado firmando su segundo mejor arranque antes del parón navideño, consolidándose en la octava plaza de la Liga ASOBAL y a tan solo tres puntos de zona europea.

Por otro lado y siguiendo instaurados en la parte masculina, los equipos más punteros por detrás del Ángel Ximénez de Puente Genil ya se sitúan en la tercera máxima categoría de este deporte a nivel español tras el descenso a Primera Nacional de un Cajasur CBM que ha comenzado esta temporada con ganas de volver a la división que, según su trayectoria, merece. El cuadro granate marcha en segunda posición, empatado a puntos con el Balonmano Proin Triana que ha disputado un partido más hasta la fecha. Aun así, existe la posibilidad de que el cuadro de Fátima tenga un acompañante cordobés en la fase de ascenso, ya que el ARS Palma del Río se ha ido al parón navideño en quinta posición y después de encadenar tres derrotas en las últimas tres jornadas.

Sin embargo, no son los únicos equipos cordobeses que están en Primera Nacional, aunque al inicio existían más. El BM Pozoblanco se retiró de la competición tras no solventar sus problemas económicos, lo que hace que una de las posiciones de descenso esté ocupada por el plantel califal. Esta medida benefició, en cierta manera, a un Cordoplás BM La Salle que se encuentra fuera de la zona peligrosa aventajando en seis puntos al Innovasur GAB Jaén después de un inicio irregular gracias a sus tres victorias y diez derrotas en las trece jornadas disputadas hasta el momento.

Entretanto y en lo que respecta a la disciplina femenina, el balonmano califa está de enhorabuena tras unas temporadas donde la poca regularidad en los resultados ha provocado que esta participación no esté inmersa en las dos primeras categorías de esta disciplina a nivel nacional. En cambio, esta campaña está siendo diferente, con un Adesal Córdoba que está acusando el pobre inicio de temporada, ya que está en plena racha ascendente cosechando siete victorias consecutivas para ascender hasta la quinta posición en la tabla clasificatoria. Por su parte, el Deza CBM se consolida fuera de las posiciones de descenso gracias a sus siete puntos de los 28 disputados hasta el momento, consiguiendo un colchón mínimo de dos puntos con la zona peligrosa.

Etiquetas
stats