Ariel Montenegro toma las riendas del Córdoba Femenino

Ariel Montenegro posa para una entrevista a Cordópolis | ÁLEX GALLEGOS

Lo que fuera un secreto a voces ya es una realidad. Apenas unos días transcurren después del inesperado giro de los acontecimientos. Tal hecho demuestra la capacidad de reacción por parte del club para resolver un asunto insospechado. El caso es que el Córdoba cuenta con nuevo capitán para comandar la nave de su principal conjunto de la sección femenina. Se trata, como bien se sabe, de Ariel Montenegro, quien toma las riendas del equipo de la Liga Reto Iberdrola. Dicha circunstancia es oficial una vez que la entidad lo anunciara a través de redes sociales. Por tanto, el ítalo argentino asume un banquillo que quedara con plaza vacante el viernes tras la decisión de Manu Agudo de abandonar el cuadro califal.

El club ha hecho oficial definitivamente este jueves la incorporación del ítalo argentino a través de un comunicado en su web oficial y difundido en redes sociales. La entidad ha expuesto en el mismo que será técnico del conjunto femenino “hasta final de temporada, con opción de renovación automática en caso de ascenso”. “Desde el club le damos la bienvenida de vuelta a casa a Montenegro y le deseamos toda la suerte en este apasionante proyecto en el fútbol femenino”, ha concluido el Córdoba tras repasar su historial deportivo.

Ariel Montenegro ve cumplido de esta forma un sueño. Éste no es otro que el de su regreso a El Arcángel, que se produce seis años después de que fuera cesado como preparador de las categorías inferiores. Tras salir del conjunto blanquiverde, en 2014, recibió la llamada del Ciudad Jardín. Fue ese mismo año cuando el ítalo argentino se colocó al frente del equipo de Poniente, al que ha dirigido hasta esta temporada y con el que ha vivido absolutamente de todo. Sus experiencias han sido tan positivas, con algún que otro ascenso, como negativas, con algún que otro descenso también.

Con su vuelta al Córdoba tiene lugar la de uno de los futbolistas más destacados de la entidad califal durante los primeros años del presente siglo. De hecho llegó ya durante la transición entre el XX y el XXI. Recaló en el conjunto blanquiverde en 2000 y estuvo ligado al mismo hasta 2005, cuando el traumático descenso a Segunda B en aquella noche de junio ante el Valladolid supuso el fin de un ciclo para él. Desde entonces ha estado inevitablemente ligado a la ciudad, aun cuando militó en clubes tales como el Pontevedra, el Numancia o el Hércules en años posteriores. En la provincia también vistió las elásticas del Lucena, en Segunda B, y del Peñarroya.

Sobre su contratación, se produce después de que Manu Agudo sorprendiera con una carta de despedida en redes sociales. El preparador pacense, que dio muestra de su gran compromiso la pasada campaña tras la también repentina renuncia de Antonio Serrano Chico, optó por abandonar la entidad, según ésta, “por motivos personales”. Su desvinculación quedó sellada de manera amistosa tras alcanzar un acuerdo con el club. Ariel Montenegro tiene por delante el desafío de igualar al menos el trabajo del extremeño en el Grupo Sur de la segunda categoría femenina del fútbol español: las blanquiverdes concluyeron la 2019-20 octavas pese a una multitud de adversidades.

Etiquetas
stats