Los árbitros votan a los campeones de la deportividad

Lance de un partido de uno de los equipos del CD Juanín y Diego, ganador del Trofeo a la Deportividad Ernesto Crespo en 2015 | TONI BLANCO

Ya está en marcha el periodo de votación para la elección de los ganadores del Trofeo Ernesto Crespo, consistente en unos premios a la deportividad instaurados por el Comité Técnico de Árbitros de Andalucía en memoria del que fue su delegado en Córdoba. En la gala anual de los colegiados, que tendrá lugar el próximo 20 de abril, se hará entrega de los trofeos a quienes por su fair play durante la temporada hayan sido vencedores tras el recuento de votos emitidos por los propios árbitros. La delegación que preside Pedro Benítez ha convertido esta cita en un referente en su lucha por promover el juego limpio en los terrenos de juego.

Dentro de las estrategias para fomentar la deportividad y erradicar los comportamientos violentos de los campos de fútbol, en las que el Colegio de Árbitros actúa de manera conjunta con instituciones y federaciones, los Premios Ernesto Crespo suponen una actuación pionera. Los mismos colegiados de los partidos de fútbol y fútbol sala, a través de una votación, son los que designan a las entidades que mejor comportamiento han tenido y, especialmente, a aquellas que añaden a su buena conducta el interés por favorecer que los demás equipos sigan su ejemplo.

Estos galardones fueron instituidos en 2014 y el primer vencedor fue el Lucena CF. Desde el año siguiente se añadió al club de fútbol sala más destacado por su comportamiento en la competición. En 2015, el Club Deportivo Juanín y Diego fue distinguido en fútbol, mientras que el Menciana fue el primero que inscribió su nombre en el historial de estos premios en la modalidad de fútbol sala. En 2016, el Córdoba CF y el Boca Juniors de Priego fueron los más deportivos del curso; en la pasada edición de 2017, los número uno en el fair play fueron el Club Deportivo Paco Pradas y el Monteros FS de Lucena.

Etiquetas
stats