El Ángel Ximénez da la talla, pero cede en León

Acción en ataque del Ángel Ximénez. | ÁLVARO CARMONA
El conjunto pontano domina de principio a fin la primera parte de un duelo en que finalmente se impone el Ademar (36-29) gracias a su buen último tramo

Da la cara, pero no consigue evitar la derrota. Después de una gran primera parte y de un buen inicio de la segunda, el Ángel Ximénez no pudo con el Ademar León, que al final se impuso con cierta claridad (36-29) en un duelo igualado hasta su último tramo. El equilibrio al inicio de la contienda, sin que ningún equipo lograra abrir el marcador, provocó que se tuviera que esperar casi al minuto 3 para ver el primer gol de la tarde. Lo marcó un Rafa Baena que fue de lo mejor del conjunto de Barbeito y del partido. De hecho, acabó el partido como el segundo máximo anotador, igualado con el jugador del cuadro leonés Kristensen y sólo superado por Chispi. Pero el acierto en el disparo de ambos no ayudó a los pontanos a culminar con el triunfo una actuación que en el acto inicial dominaron. La escuadra visitante llegó a convertir su primera ventaja en un claro 0-4 al paso por el minuto 6. Por su parte, los locales intentaron no quedar fuera del encuentro antes de tiempo y lograron, poco a poco, recortar una diferencia que apenas bajó de los dos tantos, ya que el Ximénez fue capaz de mantener el control del electrónico en todo momento. Así las cosas, se alcanzó el descanso con un ajustado, pero positivo 16-17.

En la reanudación, el Ademar León discutió mucho más el dominio del choque y no permitió que el cuadro pontano pudiera elevar a más de un gol su ventaja. El conjunto local igualaba siempre que los de Barbeito retomaban su renta favorable, que tuvieron hasta cerca del minuto 8 del segundo tiempo. Entonces empató la escuadra leonesa (20-20) para empezar a ganar terreno. El Ángel Ximénez necesitó tras ese equilibrio seis minutos para volver a perforar la portería contraria, si bien el rival tampoco hizo demasiado daño y apenas marcó una distancia de dos goles (22-20). Sin embargo, no perdió ya hasta el final del partido su posición dominante en el tanteador, que apenas llegó a las tres dianas (25-22) antes de encarar el tramo definitivo del duelo. El cuadro cordobés, por su parte, dio la cara y estuvo cerca de igualar en varias ocasiones. Fue a partir del minuto 20 cuando el choque se rompió y el Ademar logró cerrar el triunfo con una renta que creció hasta los siete goles con que acabó la contienda (36-29).

Etiquetas
stats