Con todos y en alerta máxima

Curro Torres y Piovaccari en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO

Después de dos días y medio de descanso, el Córdoba regresó al tajo en la tarde del lunes -en una sesión a puerta cerrada- para preparar un partido crucial. El domingo, ante el Almería -a partir de las 16:00 en el Estadio de los Juegos Mediterráneos-, se ponen en juego el crédito del equipo como aspirante a la permanencia en la Liga 1/2/3 y el del propio Curro Torres, un entrenador de nuevo en el disparadero por el resultado de la última jornada ante el Granada (1-2). Esa derrota, unida a laanterior en El Arcángel ante el Albacete (1-3), han sido dos golpes bajos a la ilusión que generó en el cordobesismo la llegada de siete fichajes en el mercado invernal.

El triunfo en Tenerife (0-2), en la actuación más competente de la escuadra cordobesista en lo que va de curso, es la referencia para calcar en la cita más inminente. El balance de seis puntos conseguidos sobre 39 posibles es inasumible para optar a mantener el puesto en Segunda, donde la permanencia se vende este curso mucho más barata que en ediciones anteriores. Quizá no sea necesario alcanzar los 50 puntos, pero al Córdoba le queda mucho por recaudar: tiene 21 y faltan 16 encuentros.

Curro Torres podría tener a todos sus jugadores disponibles para elegir. Sin sanciones esta semana, la enfermería puede quedar libre si salen de ella Federico Piovaccari y Chus Herrero. El italiano, con una fractura en un dedo del pie, se quedó fuera de la lista en Tenerife y ante el Granada. En ese periodo le igualó como máximo goleador su compañero Miguel de las Cuevas. Suman ahora siete cada uno en Liga. En el mercado llegaron dos puntas más, y ambos con un perfil similar al del ariete de Gallarate. Carrillo ha actuado como titular en los tres últimos partidos y Neftalí Manzambi ha salido en dos de ellos desde el banquillo. El que parece haberse ganado un sitio es Andrés Martín, que marcó en la última jornada y lleva ya cuatro en su haber. El delantero de Aguadulce, de 19 años, está resultando uno de los elementos más rentables por coste y rendimiento.

El otro jugador que está en la fase final de su recuperación es Chus Herrero, que sufrió un esguince de rodilla en el partido de su debut con la camiseta del Córdoba. Hubiera sido un día perfecto si no hubiese sufrido este percance físico: el central aragonés se estrenó como titular, marcó un gol, el Córdoba ganó su primer partido fuera de la temporada y él fue incluido por LaLiga en el once ideal de la jornada. Ante el Granada no pudo estar y el equipo le echó de menos. Si recupera el tono, puede ser una de las piezas referenciales en una defensa que sigue dando una imagen extremadamente vulnerable.

Etiquetas
stats