De la Alcarria a Turín: un trío siempre presente

Juan Carlos aplaude en su salida del Santiago Bernabéu. | MADERO CUBERO
Juan Carlos, Íñigo López y Fausto Rossi son los únicos jugadores que han completado los tres primeros partidos de temporada, en los que sólo cinco han repetido titularidad

El amplio número de efectivos con que cuenta permite a Albert Ferrer tener una mayor cantidad de alternativas a la hora de enfrentar cada encuentro. Esa posibilidad abrió las tres primeras jornadas la puerta de la participación a 20 futbolistas, de los cuales 16 gozaron ya de una oportunidad desde inicio. La competencia, por tanto, es grande dentro de un equipo en el que, sin embargo, sí hay tres futbolistas indiscutibles. Un trío siempre presente, que lo juega absolutamente todo. Son los únicos que suman tantos minutos como minutos disputó el conjunto blanquiverde en el inicio de temporada. Se trata de Juan Carlos, Íñigo López y Fausto Rossi. El guardameta, el central y el mediocentro se convierten de esta manera en piezas indispensables en el esquema del preparador catalán, que además sólo concedió un lugar en el once en todos los duelos a dos jugadores más: López Garai y Havenaar

Tanto el vasco como el nipón partieron de inicio en los tres choques del Córdoba en el comienzo de la aventura en Primera, pero no alcanzaron la totalidad de los minutos. En el caso del de Barakaldo, completó los partidos lejos de El Arcángel ante Real Madrid y Almería, pero dejó su sitio ante el Celta a Patrick Ekeng. En cuanto al punta, no concluyó ninguno de los encuentros, de forma que en la dos fechas iniciales acabó sustituido por Xisco y en la tercera y última hasta el momento, la del Juegos del Mediterráneo se marchó para dar lugar al debut de Nabil Ghilas. Por tanto, sólo los tres futbolistas ya mencionados fueron los únicos que actuaron los 270 minutos que de nuevo recorrido suma el cuadro califal en la máxima categoría. Bajo palos, Juan Carlos mantiene su posición preferencial respecto de Saizar. El alcarreño le ganó la partida al guipuzcoano gracias a su buen final de campaña el anterior curso. Fue entonces cuando comenzó a presentar unas credenciales que recoge Ferrer para mostrarle confianza a la hora de defender la portería en la actualidad.

La situación del central resultaba previsible ya a su llegada al equipo. Veterano y buen conocedor de Primera, aporta la experiencia necesaria para comandar una zona de retaguardia en la que también había dos indiscutibles hasta el pasado viernes: Gunino y Pantic. Los dos habrían podido cubrir los 270 minutos de juego del Córdoba de no ser por las circunstancias que les acompañaron a lo largo del parón liguero. El lateral cayó lesionado y el serbio no estuvo precisamente de descanso, que sí le ofreció el técnico en Almería; aunque finalmente acabó sobre el terreno de juego por la lesión de Campabadal. En el caso del italiano, pasa por ser uno de los hombres importantes del conjunto blanquiverde en esta temporada del retorno a la elite. El turinés lo agradece con una dosis alta de esfuerzo y sacrificio que le llevó a dar muestras de cansancio e incluso de molestias tanto en el Bernabéu como en El Arcángel ante el Celta. Tendido en el césped terminó ese choque, después de una última cabalgada admirable. En la lista de futbolistas que lo jugaron todo también podría haber estado López Silva, pero unos problemas físicos imposibilitaron su participación en Almería.

Etiquetas
stats