Alberto del Moral, un fijo inesperado

.

De repente, una luz se encendió sin que nadie lo esperara. Apareció un comodín en la baraja. La carta del joker se presentó en la primera plantilla del Córdoba y se ha convertido en fija en la mano de los dos entrenadores que, hasta el momento, han estado sentados en el banquillo blanquiverde. Se trata de Alberto del Moral, casi indiscutible en las alineaciones de Juan Sabas y que, tras la destitución del madrileño, también lo ha sido en el único partido de Pablo Alfaro al frente del conjunto cordobesista en su victoria a domicilio ante el Real Murcia.

El pasado verano, tras la suspensión de la competición por el coronavirus, se marcharon del club los mediocentros Luis Garrido, Imanol García y José Antonio González. Para suplir esas bajas llegaron Mario Ortiz, Djak Traoré y Darren Sidoel, perfiles de algo más de trabajo en dicha demarcación. Esas altas se sumaron a la continuidad de Xavi Molina, que también se puede defender en la posición a pesar de haber jugado más partidos como central. Así, también con la posibilidad de que Javi Flores jugara de vez en cuando en el doble pivote de Sabas, no quedaban, a priori, huecos para ninguna sorpresa. Sin embargo, la buena pretemporada de Alberto del Moral con el primer equipo provocaron que el ya ex entrenador del Córdoba le diera minutos ante el Lorca Deportiva -concretamente, nueve-. La buena imagen del toledano, de hecho, le hicieron ser de la partida en el siguiente partido ante el Yeclano Deportivo, aunque anotó en su propia portería tras un saque de falta lateral. Jugó los 90 minutos en el Municipal de la Constitución, fue titular también ante el UCAM Murcia en El Arcángel y en el choque ante el Recreativo Granada.

Sin embargo, Sabas decidió prescindir de sus servicios en el partido ante el Sevilla Atlético. El equipo perdió ante un filial que aprovechó sus oportunidades para llevarse el encuentro (1-2). Por su parte, Del Moral fue expulsado en la victoria del Córdoba B ante La Palma (3-1) por roja directa, por lo que estaría inhabilitado para la siguiente jornada tanto para el primer equipo como para el segundo. El siguiente fin de semana, la visita con derrota en Linares sería la sentencia de Juan Sabas al frente del Córdoba. Con ello, un nuevo entrenador, condición que iguala a todos, tanto a los que eran fijos como los que no contaban. Sin embargo, el factor común ha sido la disposición de Pablo Alfaro de contar con el joven futbolista, que jugó los 90 minutos en el Enrique Roca en el triunfo a domicilio (0-1).

Con el mediocampista del B y Mario Ortiz, Pablo Alfaro parece haber encontrado su pareja de mediocentros, más Javi Flores, aunque los próximos partidos confirmarán esa dinámica. Eso sí, Djak Traoré, saliendo desde el banquillo, dio empaque y consistencia al equipo, situación que tendrá en cuenta el técnico maño para próximas alineaciones, en las que habrá cambios; Sidoel, por otro lado, podría regresar del ostracismo en el que estaba sumido en la era Sabas. En cualquier caso, Del Moral parece haberse hecho un hueco como futbolista de importancia en el primer equipo en una posición tan infravalorada en el fútbol moderno como la de pivote defensivo.

Etiquetas
stats