Al todo o nada

Jovanovic trata de superar a dos rivales en el duelo con el Granada | ÁLEX GALLEGOS

La partida comienza a ser peligrosa. Sobre la mesa, un puñado de cartas ya usadas, y todas inútiles ronda tras ronda. Entre las manos, bien escondidas, continúan algunos naipes, cada vez menos, con los que buscar el triunfo. El tiempo de los faroles acabó, ahora sólo queda acertar por completo en los movimientos. Porque una nueva derrota parcial puede suponer el anticipo definitivo de otra global, ya sin solución. En éstas se encuentra el Córdoba, cuyo vestuario sabe a la perfección que una mala decisión en la larga timba significa esta vez un paso más hacia una situación irreversible. Y negativa como no pueda haber una igual. El conjunto blanquiverde, dicho de otro modo, tiene este domingo (12:00) una nueva última, que todavía es penúltima constante, ocasión de mantener la esperanza en la permanencia. Un objetivo éste, en un entorno plagado de rivales convertidos en peligrosos tahúres, que pasa, precisamente, por apostar de verdad ante el Valladolid.

Al todo o nada va el cuadro califal después del amargo estreno de José Ramón Sandoval como técnico la anterior semana. En realidad, el panorama cambia poco en relación al último puñado de jornadas disputadas: el Córdoba juega siempre al límite desde tiempo atrás. Lo cierto es que las opciones, como las matemáticas, empiezan a agotarse y no queda otra que ganar. Es lo que va a intentar precisamente el conjunto blanquiverde en su segundo encuentro consecutivo como local. Y el tercero seguido con El Arcángel al borde del lleno. Éste no se va a dar, probablemente, con motivo de la ausencia de no pocos abonados, como sucediera en las dos anteriores ocasiones (ante Barcelona B y Granada). Sea como fuere, la consecución de los tres puntos es la única alternativa que tiene un plantilla renovada pero aún cabizbaja por la ausencia de resultados positivos.

Esta vez la partida ofrece al mismo tiempo una gran oportunidad y una jugada llena de riesgo. Llega un Valladolid que pretende dar el salto a los puestos de play off, o como mínimo no perder terreno en la lucha por entrar en ellos. Un adversario que si bien es letal en ataque, tanto que es el máximo anotador de Segunda A, también es uno de los más débiles en defensa. Los pucelanos son los terceros con mayor número de goles en contra en la categoría de plata, sólo por detrás del propio Córdoba y de la Cultural y el Lorca, que están igualados en esta referencia negativa. Es decir, el equipo dirigido por Sandoval está llamado a aprovechar su potencial ofensivo pero no menos a tapar bien sus grietas en la zona de retaguardia.

Para este reto el conjunto blanquiverde aguarda una más que probable renovación en su once y en su esquema. Un plan que en cierto modo adelantó Sandoval el viernes y que permite pensar en una reestructuración que conduzca a un 4-4-1-1. Al respecto, el técnico baraja dar sus primeros minutos en Liga de la temporada a Noblejas y llevar a Javi Galán a su puesto natural en la banda izquierda. Casi segura es la inclusión de Quintanilla en el eje central de la zaga junto a Aythami después de que Caro quedara fuera de la lista por decisión del entrenador. Así, para la medular se postulan Aguza y Edu Ramos en una versión menos defensiva. Importante en este sentido, así como en la configuración de la defensa, es la baja de Jesús Valentín -al menos tres semanas ausente por lesión-. Poca duda ofrece, eso sí, la presencia de Juanjo Narváez, si está para ello, en la alineación. El colombiano logró superar sus molestias físicas y es pieza preferente para acompañar a Sergi Guardiola en ataque.

Mientras, el Valladolid llega a El Arcángel con hasta cuatro nombres borrados debido a distintas lesiones o problemas físicos. Entre estos se encuentra el del exblanquiverde Deivid, baja de larga duración actualmente. Y también, y no menos importante -más bien todo lo contrario-, el de Jaime Mata. Para este partido Luis César Sampedro no va a poder contar definitivamente con su referente en la vanguardia y pichichi de la categoría de plata. Su ausencia es, sin duda, una buena noticia para Sandoval y para el Córdoba, pero no un indicativo de que la búsqueda del triunfo vaya a resultar más sencilla. El cuadro pucelano tiene mimbres de sobra para generar quebraderos de cabeza y provocar un disgusto a los califales, con jugadores como Borja Fernández, Hevías o Gianniotas. Toca minimizar los efectos de estas cartas y apostar con otras ganadoras al todo o nada.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Kieszek, Fernández, Quintanilla, Aythami, Noblejas, Jovanovic, Edu Ramos, Aguza, Javi Galán, Juanjo Narváez y Sergi Guardiola.

REAL VALLADOLID CF: Masip, Antoñito, Kiko Olivas, Calero, Moyano, Borja, Luismi, Hervías, Ontiveros, Gianniotas y Toni Martínez.

ÁRBITRO: Eduardo Prieto Iglesias (Comité Castellano-Leonés).

CAMPO Y HORA: El Arcángel (12:00).

Etiquetas
stats