Un adiós temprano: Fuentes anuncia su retirada

.

El cordobés Juan Rafael Fuentes ha dicho adiós al fútbol profesional. El defensa de La Fuensanta ha decidido colgar las botas a sus 29 años, tras no conseguir ganarle la batalla a la lesión de tibia que sufrió el pasado mes de abril de 2018 en su debut con el Notthingham Forest, de la Championship inglesa. Aquel fatídico episodio trajo consigo meses de dura rehabilitación, tratando de volver al mejor estado posible. Sin embargo, el jugador finalmente ha decidido anunciar su retirada a través de una carta de despedida compartida en sus redes sociales.

Un adiós prematuro, pues los problemas físicos han sido los que han terminado lastrando una carrera que comenzó en el club de su vida. En efecto, después de dar sus primeros toques al balón en el Colegio Maristas, la cantera del Córdoba CF sería el destino de formación de un futbolista dispuesto a alcanzar la élite. Para ello tuvo que pasar por todos los escalafones inferiores del conjunto blanquiverde, hasta llegar a debutar en el primer equipo de la mano de Lucas Alcaraz. Hasta cuatro cursos permaneció en la disciplina cordobesista, defendiendo la elástica del equipo de su ciudad en más de una centena de encuentros.

Así, antes de los 21 años ya había acumulado un buen número de partidos oficiales en Segunda División, lo que le valió un salto a la élite de la mano del Real Club Deportivo Espanyol. De Cornellá de Llobregat​ salió hacia Pamplona, donde vivió un descenso a la categoría de plata. El cuadro navarro decidió unilateralmente prescindir de sus servicios en el verano de 2017, momento en el decidió regresar a Córdoba para prepararse en solitario. Su siguiente destino sería Inglaterra. Después de permanecer hasta ocho meses sin competir en un partido oficial, Fuentes debutaba con el Nottingham Forest. No obstante, el día de su vuelta acabaría siendo uno de los peores en su trayectoria deportiva. Después sufrir una dura entrada de un adversario, su tibia saltó por los aires.

Los diagnósticos pronosticaron hasta seis meses de baja, pero el lastre físico ha terminado siendo imposible de superar. Sin saberlo, aquel sería su último partido. Ahora, año y medio después de aquel doloroso percance, Fuentes anuncia su retirada en una carta dirigida a "todos los que tanto cariño y apoyo me habéis dado durante todos estos años".

"Hola a todos. Hoy es un día especial para mí y me gustaría compartirlo con todos vosotros que tanto apoyo y cariño me habéis dado durante todos estos años. Hoy es un día raro… el día que ningún jugador de fútbol quiere que llegue. El día de aceptar que se termina una etapa de mi vida en la que tantos buenos momentos he pasado desde que empecé a darle patadas a un balón.

El día 24 de abril de 2018 debuté oficialmente en un club señor: el Nottingham Forest. 45 minutos después el destino se cruzó en mi camino en forma de lesión. 

Los que me conocéis sabéis que he puesto mi corazón en volver, día y noche, durante todo este tiempo. Mi constancia y capacidad de sacrificio me han hecho conseguir el sueño de jugar en la élite todas estas temporadas, pero esta vez no he podido ganar la batalla a mi rodilla.

Atrás quedan mis inicios de niño, en los Maristas de Córdoba, donde empecé a jugar con la misma ilusión que hoy día lo hacen los pequeños de mi escuela, en el colegio Cervantes, donde crecí. El club de mi tierra me formó en la persona que soy hoy, brindándome la oportunidad de ser profesional y jugar en El Arcángel con mi gente en la grada cada domingo. Infinita pasión, infinitas gracias Córdoba CF.

Sin darme cuenta lo rápido que pasaba el tiempo, llegué a Barcelona con la maleta llena de humildad y trabajo para estar a la altura de un histórico de Primera División. Allí viví una etapa personal y profesional que siempre tendrá un lugar especial para mí. Compartí vestuario con compañeros que me demostraron de qué está hecho un buen equipo, donde el colectivo siempre estaba por encima de todo, donde el problema de uno era el problema de todos. Tres años muy gratificantes que me hicieron darme cuenta que el RCD Español es un club único y que siempre admiraré.

Después fiché por Osasuna. Desde el primer día me sentí un navarro más, viví la mezcla perfecta entre afición y su equipo. Fue un año difícil pero nunca dejamos de sentir el aliento de nuestra gente. Osasuna es eso, luchar y darlo todo, aunque las cosas no salgan pero nunca desistir, así es El Sadar. Qué suerte jugar de local allí, gracias de corazón.

Estoy eternamente agradecido a todos los entrenadores, compañeros, amigos, aficionados… a toda esa gente que ha puesto en mi vida el fútbol. Sin vosotros no hubiese podido llegar a cumplir mi sueño. Ahora es momento de abrir otro capítulo y como ya sabéis voy a dar todo de mí por disfrutarlo al máximo, como he disfrutado mi carrera de futbolista… pero seguiré sintiéndome así, futbolista, porque el futbolista no deja de serlo nunca ¡Gracias fútbol por tanto!".

Etiquetas
Publicado el
16 de diciembre de 2019 - 14:20 h
stats