Unas 200 personas esperan la llegada del Barcelona a El Arcángel

Entrenamiento del Barcelona en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Dos imágenes muy dispares son las que deja este martes en Córdoba. Ambas tienen relación con un mismo hecho. Es la presencia de la Real Sociedad y, sobre todo, del Barcelona en la ciudad. La razón de que vascos y catalanes se encuentren por estos lares no es otra que la disputa de la primera semifinal de la Supercopa de España, que alberga El Arcángel. Pero antes de este encuentro, que debe arrancar a las 21:00 del miércoles, uno y otro conjunto están en la obligación de guardar concentración en la capital y también terminar de prepararse. Precisamente esto último es lo que hace el equipo azulgrana, a las órdenes de un histórico como Ronald Koeman, en el coliseo ribereño desde las 18:00. Su sesión, la de Messi y compañía, se produce, por cierto, tras un caluroso recibimiento en los aledaños del estadio, en el que la Real Sociedad tiene previsto trabajar desde las 20:00.

La primera estampa reflejó entrado el mediodía -y a primera hora de la tarde, en torno a las 14:30- una escasa afluencia de personas ante las puertas de los hoteles Eurostar Palace y Córdoba Center. Allí se sitúan los cuarteles generales, como suele decirse, del Barcelona y la Real Sociedad, respectivamente, desde este martes ante el primer choque por alcanzar la final de la Supercopa de España de 2021. Curiosamente el torneo se desarrolla sin que haya un campeón de Copa del Rey -condición esencial hasta el pasado año, antes del cambio de formato-. Así es por la espera que mantiene la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para la final de la edición de la 2019-20 entre el propio conjunto txuri urdin y el Athletic. Los bilbaínos, a todo esto, se miden al Real Madrid en la otra semifinal el jueves en La Rosaleda de Málaga.

Bastante distinta fue la segunda fotografía de la jornada, ya por la tarde. Porque sí se produjo una mayor concentración de aficionados en torno a las puertas de cocheras de El Arcángel antes de las 18:00. Unos dos centenares de personas se dieron cita en la zona aledaña del estadio para contemplar durante unos segundos a ídolos como Leo Messi, Ter Stegen o Jordi Alba. Sorprendió que fuera más numerosa la recepción más que nada por la situación que atraviesa Córdoba, al igual que el resto de Andalucía y de España, con la pandemia de Covid-19. Parece ser que la tercera ola de la mayor crisis sanitaria del mundo en el último siglo no podía frenar la pasión de unos cuantos. Fue después, sobre las 18:00, tal y como había informado la RFEF, cuando el cuadro blaugrana pisó el césped del coliseo ribereño para ejercitarse por última vez antes del duelo con la Real Sociedad.

A esta hora, definitivamente, Messi y compañía se convertían en protagonistas por un día -que son dos con el miércoles, con motivo del partido en cuestión- en El Arcángel. El terreno de juego en que se desenvuelve el Córdoba habitualmente, y esto es lo que realmente importa, se transformó en escenario de entrenamiento de una escuadra que está entre las más poderosas y con mayor repercusión del globo terráqueo. Junto con la estrella argentina, por supuesto, estuvieron muchos otros como De Jong, Dembélé o Griezmann. Todos ellos estuvieron a las órdenes de Ronald Koeman, a quien los más veteranos del lugar, si son seguidores del Barcelona, deben recordar inevitablemente por su gol ante la Sampdoria, en Wembley (Londres), en la final de la Copa de Europa de 1992. Aquel tanto otorgó el primer título de la actual Champions a los catalanes.

Después fue turno para la Real Sociedad, cuya aparición en el estadio fue muchísimo menos seguida por aficionados. Sin embargo, la plantilla liderada por Imanol Alguacil, nombre mítico del club vasco -antes de jugar siete campañas en el primer equipo lo hizo en un filial entonces llamado San Sebastián-, llega con cierto aire de favorito a la semifinal. La escuadra blanquiazul y el Athletic, por cierto, todavía tienen que dirimir el título de Copa del Rey de la 2019-20. Los txuri urdin tomaron el testigo en el césped de El Arcángel sobre las 20:00. A esta hora los protagonistas eran jugadores como Silva, Sangalli o Mikel Merino pero también talentosos jóvenes, que llaman la atención de los seguidores al fútbol y otras entidades, como Barrenetxea o Oyarzabal. Aunque les rodea menos bombo y platillo que al Barcelona, los donostiarras van a procurar el miércoles, en el mismo estadio en que entrenaron este martes, alcanzar un hueco en la final de la Supercopa de España. El choque ante los azulgranas, y de estos con el cuadro de Anoeta, comienza a las 21:00.

Etiquetas
stats