La última noche de coplas en datos

Chirigota de 'Chache' con 'Odio las teles de plasma' | MADERO CUBERO

Llega la hora de la verdad. Ésa que es al mismo tiempo una despedida, aunque sólo hasta el próximo año, y un punto de partida. El Carnaval se prepara para tomar la calle a partir del sábado, pero antes debe cerrar el capítulo que precede. Se trata, como es lógico, del Concurso de Agrupaciones Carnavalescas. La trigésimo sexta edición del certamen de Córdoba alcanza su final, para la que todo está dispuesto en el Teatro Góngora. La cita es el viernes, con comienzo a las 21:00, y en ella se van a reunir un total de diez grupos. Una decena de formaciones, entre chirigotas y comparsas, que compiten por los premios en una noche cargada también de homenajes. Hasta tres se van a llevar a cabo durante la última batalla de coplas por febrero de este 2018.

La gran final tendrá su inicio en esta ocasión con la actuación de un conjunto infantil. El jurado tuvo a bien invitar a la chirigota que cada año impulsa Gregorio Canto, que esta vez se llama ‘Estoy hecho un cromo’. El certamen recupera de esta forma una costumbre perdida en 2017. Después de la dosis de ilusión de los más pequeños en el escenario, arrancará oficialmente la pugna -en el buen sentido de la palabra- por los premios del Concurso. Eso sí, la competición no estará exenta de los reconocimientos que tradicionalmente se ofrecen en la última sesión. El primero correrá a cargo de la Asociación Carnavalesca Cordobesa, que homenajeará a Manuel Tena, uno de los presidentes que haya tenido a lo largo de su historia. La institución también entregará un Micrófono de Oro a los componentes de ‘Los de Sierra Morena’, mítico grupo con el que desplegará su talento el inolvidable Rafael Castro. Este último galardón se dará por partida doble, pues Pasión por Córdoba, que lo promueve en cada edición se lo otorgará al autor gaditano, Antonio Martín.

Sin duda la presencia del veterano creador de comparsas, en principio asegurada, será uno de los grandes momentos de la noche. Éste se producirá en el descanso de la función, instante en el que también se reconocerá a ‘Los de Sierra Morena’. Antes, como es lógico, sonarán las primeras coplas de una larga noche. En concreto de cinco de los diez grupos que pisarán las tablas del Teatro Góngora una vez más este 2018. Precisamente el número de agrupaciones presentes en la final es uno de los primeros datos interesantes que deja la misma. La cifra total, con cinco chirigotas y otras tantas comparsas, será la más baja en una última sesión desde 2012. Entonces se desarrolló con un cartel idéntico en guarismos y modalidades, con un cuarteto que no entró en la batalla definitiva.

En efecto, el Cuarteto de David Reyes, que fue segundo premio el pasado año con ‘Pesadilla en España’, no consiguió superar el corte de semifinales. Sin ‘Madre mía’, la de este año será una final sin esta tipología de grupo en una situación que se dio por vez última en 2016: ‘No hay que ser cabrón’, de Tomate y Pepón, no logró en aquella edición entrar en la función decisiva. Además, la noche tampoco permitirá disfrutar de coro alguno. Tras dos años de disfrute de ésta, la modalidad quedó desierta de nuevo este 2018. El Coro de Espiel cortó su trayectoria después de obtener el primer premio en los certámenes precedentes. Precisamente con éste recuperaron la agrupación de este formato en el Concurso David Amaya Agüito y Ángel Nevado, con ‘La gran fiesta’.

Dos formaciones premiadas en 2017 no estarán en la final de este año, por tanto. Pero no serán las únicas, pues sólo cuatro de los doce conjuntos que obtuvieron galardón en la anterior edición repetirán en la última función de la presente. Presentes estarán la Comparsa de Javi Lonene y la Chirigota de Fleky, que se alzaron con el triunfo en sus respectivas modalidades. En cada una de ella se reeditará la participación en la noche de cierre del certamen de los otros dos grupos mencionados: la Comparsa de Pablo Castilla y la Chirigota de Cañete de las Torres. En cuanto al resto de ausentes, sólo dos lo serán tras haber actuado en el Concurso en este 2018: la Chirigota de Los Mayas y la Comparsa de Aguilar de la Frontera. Los demás conjuntos, entre ellos, el de Las Niñas de la Koski y el de Miguel Amate no pisaron las tablas en esta ocasión.

Por el contrario, hasta tres agrupaciones volverán a estar en una final después de al menos un año. El regreso más temprano es el de la Comparsa de Suso y Marcos, que lograra el cuarto premio de su modalidad en 2016 con ‘El comedor’. Entonces tenía la autoría también de Julio José Horcas Julito. Esta formación encadenaba además ese año su cuarta presencia en una función decisiva -desde 2013 con ‘Vaya lío’-. En 2017 no participó por su desacuerdo con la Asociación Carnavalesca Cordobesa. Mientras, la Comparsa Mixta de Rafael González y David Castañeda reedita su actuación en la despedida -que siempre es un hasta pronto- del Concurso cuatro años y tres ediciones después. En 2014, en una de las finales más brillantes de los últimos tiempos a nivel global, se hizo con el cuarto premio con ‘Compañía de teatro La Comparsa’.

Más tiempo ha transcurrido desde que la tercera de estas agrupaciones estuviera por vez última en la función decisiva del certamen. Se trata de la Chirigota de Chache, que retornó al Concurso en 2017 con ‘Cantando por arribita’. Acabó en quinto lugar, a un paso de la final por tanto. Este conjunto, con varios componentes distintos, no actuaba desde 2006, cuando consiguió el segundo premio con ‘Los búfalos de la Corredera’. Una de las propuestas más recordadas en los últimos años, al igual que la primera en aquella edición: ‘Los malacaras’ de David Amaya Agüito.

Significativo es otro detalle de la final del viernes: por primera vez desde 2010 no hay agrupación femenina. Aquel año fue el último en que se dio esta circunstancia, ya que en 2011 la Chirigota de Las Niñas, o de la Koski, logró el quinto premio con ‘Ni con Magia Borrás echamos a volar’ -obtuvo el cuarto en 2009 con ‘La Bamba, la Bombi y un montón de Bimbambúm’-. Desde entonces siempre hubo en la función definitiva al menos un grupo femenino gracias al de la pregonera de este 2018 -que fue segundo en 2017 con ‘Que bien bailan las hijas de Putin’-, el de Las Nenas -con Suso y único primer premio con sello de mujer, en 2014 con ‘Las increíbles’ y en 2016, compartido, con ‘Las del canal-illo’- y el de Marcos Monje. Este conjunto fue cuarto con ‘Chirigota 2015: la niña bonita’ en 2015, un año en el que hubo hasta dos de féminas. El otro fue el de Las Niñas de la Koski, que acabó sexto con ‘Este año me quedo contigo’.

También resulta importante recordar que la provincia estará de nuevo presente en una final del certamen. Sucederá por cuarto año consecutivo, pues la última vez en la que no se dio esta situación fue en 2014. De hecho, la participación desde otros municipios de Córdoba cuenta cada vez con más interés en la capital. Sin ir más lejos, el pasado año estuvieron en la función de cierre hasta cuatro agrupaciones -si no se cuentan la Comparsa de Javi Lonene, conformada en Almodóvar del Río, o el Cuarteto de Santa Cruz-. De ellas sólo repetirá una: la Chirigota de Cañete de las Torres, que fue tercer premio con ‘Manolo para los amigos’. La Chirigota de El Grifo le acompañará, con ‘Con la Iglesia habéis topao’, y además devolverá a Pozoblanco al cuadro de honor tras los galardones logrados por la Agrupación de Los Tunantes con las comparsas ‘La terminal’ (quinto en 2015) y ‘La incorruptible’ (tercero en 2016). Por cierto, que ausente está como estuvo en el certamen la Comparsa de Fernán Núñez, que repitió en las dos últimas ediciones: quinto premio en 2016 con ‘Filigrana’ y cuarto en 2017 con ‘Bajo tierra’.

Etiquetas
stats