“Somos romanos, no moros”, Eslava Galán dixit

FOTO: MADERO CUBERO
El escritor jiennense presenta su último libro 'Ciudades de la Bética', en el que repasa el legado latino en Andalucía

Cuando el escritor Juan Eslava Galán menta el pasado musulmán de España, no lo duda, tuerce ligeramente el gesto. No está de acuerdo en el peso que se le ha atribuido. Tiene claro que su paso por la península Ibérica fue mucho menos relevante que el de la civilización romana. “No, no, nosotros somos romanos, no moros”. Lo repitió varias veces en la presentación anoche en Córdoba, de su libro Ciudades de la Bética (Fundación José Manuel Lara). “Debemos considerarnos más romanos que moros”.

La razón de este malentendido la achaca Eslava a la visita en el siglo XIX de los viajeros románticos europeos, que buscaba en tierras meridionales, sabores orientales y exóticos. “Y nada más cruzar los Pirineos, podían encontrarse con una campesina vasca, tal vez fea, y la describían como si fuese una verdadera hurí”. Lo peor, para Eslava Galán, es que los españoles “nos lo hemos creído esto y hemos prolongado esa imagen a través del tiempo”, dando lugar a una idea de “charanga y pandereta, como de que aquí somos todos vagos y medio moros”. Una imagen que al autor no le gusta nada.

Aclarado el punto de partida, Eslava Galán ha escrito un libro que él mismo considera “divertido e instructivo” en el que tiene párrafos para todos. Con dos jubilados como protagonistas -un español exiliado en México y un británico, a quienes les une una amistad, un viejo amor de juventud por una mexicana y un viaje en nuestros días por los yacimientos romanos andaluces- escribe un libro de viajes para resaltar el legado latino en la antigua provincia de la Bética.

Y entre dato histórico y dato histórico, entre topónimo y topónimo, encuentra hueco para repartir estopa incluso a los movimientos políticos actuales. El propio Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda (Sevilla), diputado en el Parlamento andaluz y líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores, recibe. Sus asaltos a grandes superficies de este verano coincidieron con la redacción del libro. “Me gusta escribir con ruido de fondo. Un día, en la televisión contaron que Gordillo había asaltado un supermercado y, claro, eso tenía que salir en el libro. El personaje británico le pregunta al español qué está pasando y el otro le responde que todo es por la crisis que está viviendo el país y que hay mucha gente que lo está pasando mal y que tiene necesidad. 'Pero si están todos gordos, los que salen por la tele', le replica. 'Claro', le responde el español, 'es que son sindicalistas”. Se escuchan risas en el aforo.

Los paralelismos entre los romanos y los españoles actuales se repitieron en la presentación de anoche. Para bien y para mal. Y entre los negativos, Eslava volvió a guiñar al campo andaluz. “En Roma, debido al uso de los esclavos, había una clase pobre enorme, ya que no podía trabajar. Pero estaba subvencionada, se le daba pan y aceite para vivir. Era una especie de seguridad social. Una especie de PER”, dijo en referencia al Plan de Empleo Rural. Y repitió: “Sí, sí, eso era un PER”.

Etiquetas
stats