Pequeños héroes ponen voz a la donación de órganos

Ganadores del concurso de poesía para la donación | TONI BLANCO
El concurso andaluz de poesía Tintas para la vida entrega los premios de su sexta edición en la Filmoteca de Andalucía

Tintas para la vida, el concurso de poesía para estudiantes de Primaria, ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos para sensibilizar y fomentar la donación de órganos, cumple seis ediciones y ayer entregó sus premios. Organizado una vez más por el Hospital Universitario Reina Sofía, el certamen trasciende el ámbito local y han participado jóvenes alumnos de toda Andalucía. En el concurso han intervenido 310 alumnos que han escrito otros tantos poemas. Las ganadoras han sido María del Carmen Lara García, de Sexto de Primaria del IES Antonio Machado (Pedro Abad) y Sofía Cruz Lozano, de Primero de Bachillerato del IES Fernando de Herrera (Sevilla).

El jurado ha estado integrado por Marina Álvarez (directora gerente del hospital), Bartolomé Delgado (de la Delegación de Educación, Cultura y Deporte), Javier Temprado (residente de la Fundación Antonio Gala), Concepción Rodríguez (Federación Andaluza Alcer) y los poetas Pablo García Casado, Pilar Sanabria y Araceli Sánchez.

El poemario editado cuenta con ilustraciones de David Pérez Busto y Virginia Bersabé, artistas residentes de la Fundación Antonio Gala. Además de la publicación de este poemario conjunto, con un total de 33 textos escogidos (seis ganadores y 27 finalistas), los jóvenes ganadores han recibido como obsequio un lote de libros más un dispositivo tablet. Además, podrán participar en un taller de poesía en Córdoba durante un fin de semana y una ruta califal por la ciudad.

Pablo García Casado, quien prologará el próximo poemario de la séptima edición, elogió el trabajo de los participantes. "Lo más importante a la hora de escribir es colocar el sujeto, luego el verbo y el predicado. Es decir, lo más importante es hacerse entender; y vosotros lo lográis de una manera excepcional: os animo a que escribáis mucho y sigáis por este camino", dijo a un aforo repleto de alumnos. Por su parte, Marina Álvarez comentó la gran satisfacción por los poemas recibidos: "Admiro la capacidad de estos jóvenes. Yo no sería capaz de escribir así y menos a tan corta edad".

Por último, Pablo Baena Liñán, el alumno más joven premiado con tan solo 9 años (cursa Segundo de Primaria y ganó el segundo premio en su modalidad), afirmó: "Mi abuela siempre me dice que yo soy ya un gran poeta. Aunque yo no conozco a nadie transplantado, la donación de órganos me parece algo muy bonito". "Te das cuenta de que con un gesto muy pequeño podemos contribuir a mejorar el mundo", añadía otra joven participante.

"Porque parte de ti/ en mí estará siempre, / tu gesto mi vida, mi vida, tu suerte" son los versos finales de Corazón de Héroe, otro de los poemas premiados. La jornada se cerró entre las bromas y la espontaneidad de los más pequeños ("¿Hay alguno en la sala que quiera ser médico?", preguntaba alguien. "No, pero quiero ser político", respondían desde la bancada). "Decía Celaya que la poesía era un arma cargada de futuro. Yo os deparo a vosotros un futuro cargado de poesía y pido que sigáis fomentando iniciativas tan bellas", concluyó Bartolomé Delgado.

Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2015 - 15:01 h
stats