Cultura

'Pensar una H' o cómo ser parte de la cultura en tu ciudad

Presentación de la guía 'Pensar Una H'

El artículo 44 de la Constitución Española establece que “los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho”. Y bajo esa premisa, que encierra no solo el que toda la ciudadanía pueda acceder a la cultura sino que también sea copartícipe de ella, nació 'Pensar una H', una guía para construir iniciativas culturales comunitarias en cada ciudad, que ahora se ha presentado en Córdoba con el ejemplo llevado a cabo en el proyecto Harinera ZGZ en Zaragoza.

“Esta guía es un proceso de investigación en el que recogemos aciertos y errores de la gestión comuniatria del espacio de cultura Harinera ZGZ”, explica a Cordópolis Sole López, integrante del colectivo Llámale H que promueve la Fundación Daniel y Nina Carasso. Aquel espacio de cultura en Zaragoza, con años ya de experiencia, nació con la cesión del edificio y un presupuesto destinado a que colectivos y vecindario gestaran y fueran protagonistas de la cultura que querían en su ciudad. Desde su nacimiento, el proyecto ha acogido disciplinas tan dispares como circo, teatro, música, reciclaje creativo, diseño, comunicación, danza inclusiva, textil, ccerámica, etc.

Y ese ejemplo, de su experiencia en los últimos cinco años, de los retos y obstáculos a los que ha hecho frente, y de la mejor manera de llevar a cabo proyectos similares, se ha mostrado este viernes en Córdoba, con la participación de colectivos que ya trabajan en la cultura comunitaria en la ciudad.

“Se trata de trabajar con entidades, con agentes culturales y con vecinos del barrio para definir cómo puede hacerse el modelo de gestión del espacio cultural”. En este caso, “el Ayuntamiento de Zaragoza pone el espacio y el presupuesto, y los vecinos y vecinas participan y protagonizan la cultura. Es su derecho de acceso a la cultura y el derecho a ejecutar la cultura”, explica López. “El ciudadano puede decidir lo que se hace en cultura en su ciudad”.

La presentación de la guía en otras ciudades -ya se hizo en Bilbao, ahora en Córdoba y pronto en Madrid y Barcelona-, trata de servir “para iniciar procesos en esa línea, servir de inspiración, en base a líneas culturales que ya pide Europa, haciéndolas con la propia ciudadanía”.

Y en el caso de Córdoba, “ya hay colectivos trabajando en esa dirección, con los que reflexionamos sobre este proceso”, en una mesa de proyectos locales que han debatido sobre las ideas inspiradoras de sus iniciativas y la experiencia que muestra 'Pensar una H', en un acto celebrado en Casa Árabe.

Amigos de Medina Azahara, como entidad que promueve la conservación del patrimonio desde la ciudadanía; Espacio Plástico y Luciana Centeno, que comparten la vocación comunitaria de “contenedor de iniciativas” y el proyecto Plata que no solo trabaja el arte ciudadano, sino que lo combina con la alimentación sostenible, han expuesto también sus experiencias.

Esa experiencia dice que estas iniciativas locales que promueven la cultura comunitaria, compartida y participada, se enfrentan a “retos” -advierte Sole López-, que son los que han querido mostrar con esta guía sobre la práctica llevada a cabo en Zaragoza. Retos que pasan por la estabilidad de los proyectos, por garantizar su permanencia en el tiempo; también por interactuar realmente con los barrios y la ciudadanía; y lograr la plena inclusión de todas las personas sea cual sea su diversidad funcional.

Con esa experiencia en la mochila, la iniciativa Pensar una H ha querido servir de guía para proyectos actuales y futuros en Córdoba. Y también para poner sobre aviso sobre los obstáculos que se encuentran en el camino, como la dificultad de los participantes para liberar tiempo para dedicarlo a estos proyectos y, sobre todo, “no encontrar administraciones valientes dispuestas a confiar en la ciudadanía para empresas de este calado”.

Porque se trata de creer en la cultura de y para toda la sociedad. La experiencia demuestra que sí se puede implantar este modelo de acción. Y también deja ejemplos claros de que, ganas y buenas ideas, no faltan.

Etiquetas
stats