Pacheco ya tiene su caseta en el patio de los Romero de Torres

Presentación de la caseta de Pacheco | MARÍA TERESA SÁNCHEZ
La obra del artista Miguel Ángel Moreno, instalada en el el Bellas Artes, está enmarcada dentro del programa 'Patios de Cultura'

La caseta del perro Pacheco, obra del artista Miguel Ángel Moreno, ya está en el Museo de Bellas Artes. La obra recrea una casa para Pacheco, el perro inseparable de la familia Romero de Torres -especialmente de Julio- que aparece fotografiado en multitud de imágenes y representado en diversas obras de este artista, hasta el punto de formar parte del conjunto escultórico realizado por el escultor Juan Cristóbal, que rinde homenaje a la figura del pintor en los Jardines de la Agricultura. La intervención está enmarcada dentro del programa Patios de Cultura con la que la Consejería de Cultura organiza durante este mes de mayo un programa cultural, fomentando la visita a sus espacios culturales.

Miguel Ángel Moreno ha dicho que esta propuesta se concibe como un guiño a la actual corriente animalista que está imperando en las políticas actuales, incidiendo en una sociedad cada vez más consciente de los derechos de los animales y con una clara conciencia ecológica. Quien desee colaborar con este proyecto artístico puede subir a Istagram la imagen de su mascota en la casita de Pacheco utilizando para ello el hashtag #pachecomuseobellasartescordoba.

Simulando la vida del animal en este patio, se incrementará aún más el sentido doméstico del lugar. El visitante se encontrará con un elemento extraño respecto al contexto actual, una casa de perros en un museo, aunque un panel informativo despejará la incógnita al espectador pues se señalará que nos encontramos frente a una intervención actual que simula ser verdadera y de una época ficticia, la de la familia Romero de Torres, y que además nos informará del deseo expreso -imaginado- de Julio de que esta caseta de Pacheco perdure en el tiempo como un servicio de guardería temporal de animales.

Por otro lado, el delegado de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Alcalde junto con el director del Museo de Bellas Artes, José María Palencia, ha presentado el ciclo Descubriendo a Antonio del Castillo. Alcalde ha añadido que "de abril a julio descubriremos mensualmente una obra de Antonio de Castillo, que forma parte de la colección permanente del Museo pero no se encuentra expuesta habitualmente. En esta segunda ocasión se mostrará Jesús Nazareno, hasta el 31 de mayo".

La obra es un óleo sobre lienzo en el que Antonio del Castillo se dirige al espectador directamente. Se ha representado a un Jesús Nazareno de medio cuerpo con la cruz a cuestas. La escena invita a la reflexión con un marcado carácter devocional. La luz se centra en acentuar el mortecino rostro y extremidades del Nazareno que porta una cruz, pidiendo ayuda en un último esfuerzo. Aquí Castillo ha seguido modelos inspirados en autores italianos como Tiziano o Sebastián del Piombo.

La obra aparece en el primer inventario del museo en 1846. Desde 1836 se tiene constancia de que estaba depositada en el Convento de Capuchinos, tras su desamortización en algún convento. Posiblemente se tratara de algún altar portátil junto con alguna pintura de la Virgen y San Juan Evangelista.

Etiquetas
stats