Un oasis de belleza y relax en la capital de Al-Andalus

.
Los baños árabes Hamman recrean, en el 1300 aniversario de Córdoba como centro del califato, la costumbre e importancia de estas abluciones para la sociedad de entonces

En este año 2016 en el que se celebra el 1300 aniversario de Córdoba como capital de Al-Andalus, la historia señala que la ciudad fue el centro político, económico y cultural de la Iberia musulmana, pero también tiene cabida el recuerdo de las costumbres propias de aquella sociedad en el ámbito más privado. Los baños y las abluciones de los musulmanes cobraban un sentido más extenso en el hammam y es precisamente eso, el poder de los sentidos para trasladarse a aquella época, lo que se muestra este jueves en una visita abierta a los baños árabes Hammam de la Judería.

Distintos espacios con agua fría, templada y cálida; pétalos de flores flotando en los estanques y velas que desprenden la justa luz para envolver los baños de un ambiente de relajación. El aroma de las flores que se cultivaban en los jardines andalusíes flota en el ambiente, con las rosas, la lavanda o el azahar para convertir el rito del baño en un mensaje de belleza y acogimiento.

Despertar impresiones y sensaciones a través de los sentidos en una visita donde sumergirse -si no literalmente en el agua- sí en el ambiente que rodeaba a los baños de la Córdoba de Al-Andalus, la época de mayor esplendor de la ciudad. Y es que los baños y el agua jugaban un papel primordial en el mundo islámico andalusí, ya que eran elementos imprescindibles para realizar actos religiosos como la ablución, el baño de purificación que se realizaba antes del rezo, con un marcado carácter social también, pues el hamam servía también como espacio de encuentro, donde reunirse a conversar, relajarse y hasta cerrar acuerdos comerciales y distintos negocios.

Y para completar esa inmersión en el mundo de Al-Andalus desde los sentidos, la poesía y la música también completan este mosaico de sensaciones: un recital poético protagonizado por la actriz Susana Córdoba acompañada por el músico Lin Cortés.

A lo largo de todo el año 2016, instituciones y entidades han organizado un calendario de actividades desde distintos ámbitos a través del cual recordar la época en la que Al-Hurr, cuarto Gobernador de Al-Andalus, trasladara la capital de Sevilla a Córdoba y se iniciara así la mayor época de esplendor de la capital cordobesa.

Etiquetas
stats