Marinita Precaria, la cordobesa que triunfa en la industria del pop

Marinita Precaria

Sara Lacalle


0

Los estragos ocasionados por la pandemia son el hándicap de multitud de jóvenes que a día de hoy siguen viendo frustrada su entrada en el mundo laboral. En el caso de otros, apenas tuvieron tiempo de saborear la experiencia. Esta fue la situación que tuvo que atravesar Marina Gómez, una joven arquitecta de Córdoba afincada en Madrid, quien al quedarse en paro decidió dar un giro de 180 grados a su vida e introducirse en la industria musical. 

Marinita Precaria, el alias artístico de Marina, se forja en junio de 2020 desde su habitación en la capital. Las horas muertas son las culpables de que la joven arquitecta decida comprarse un teclado Casio y un micrófono para entretenerse tras perder su trabajo. Lo que Marina no podía imaginar era que su lado artístico, el cual llevaba ya tiempo inactivo, resurgiera. 

“Empecé a componer y a grabar las canciones. Me gustó el resultado y decidí enviarlo a Elefant Records, un sello discográfico independiente que me gusta mucho”, relata la joven. Dicha discográfica ha fichado por otros artistas como La Bien Querida, The Primitives o Family, entre otros artistas a lo largo del tiempo. 

Cuando tenía 6 años comienza su primera toma de contacto con la música, a través de una academia situada en su ciudad natal. Allí pudo adquirir las nociones básicas e iniciarse en el mundo instrumental. El piano eléctrico no es su único punto fuerte, la guitarra clásica es una gran aliada a la hora de componer sus canciones. La unión de la voz con estos instrumentos ha conseguido que Marinita Precaria se configure como artista verificada en todas las plataformas digitales. 

En un periodo de tiempo reducido, apenas unos pocos meses, había conseguido crear 15 temas, de los cuales, nueve de ellos se encuentran en su actual mini-LP, titulado ‘No me miréis’. “Compré el micrófono más barato que encontré, solo quería probar la experiencia”, reconoce Marina. Lo cierto es que en la actualidad admite que aunque pueda parecer que el micrófono fue el elemento estrella de su trabajo, esta creencia no se ajusta a la realidad. 

“Hoy en día si te puedes permitir tener un ordenador tienes la mitad del trabajo hecho, yo me descargué un programa muy sencillo de producción con un montón de herramientas. Esto hace años no lo había”, aclara la artista. Su proyecto comenzó a cobrar vida          —en consonancia con su propio talento— gracias a un programa de ordenador, FL Studio, el cual, gracias a su intuitiva interfaz permitió desarrollar los primeros temas, así como maquetarlos de forma cercanamente profesional. De esta forma, Marina ensalza la tecnología a través de la oportunidad que ésta le ha brindado. Asimismo, anima a otros jóvenes que quieran iniciarse en la industria musical a comenzar a indagar por sí mismos. 

A pesar del creciente éxito que Marinita Precaria está adquiriendo, la joven cordobesa señala que a día de hoy se encuentra volcada en su actual empleo. “Me gustaría tener la oportunidad de combinar ambas cosas, pero ahora mismo no me planteo profesionalizarme, ni dedicarme íntegramente a la música”, aclara. Sin embargo, no descarta rotundamente la opción musical para un futuro.

Por el momento, Marina se conforma con la oportunidad de poder escribir, ocasionalmente, sobre las situaciones cotidianas que tienen presencia en la vida de los jóvenes. “Son cosas que parecen muy sencillas y pequeñas, pero que nos afectan a todos”, recalca. Influenciada por artistas como Nosoträsh, Kokoshca o Klaus & Kinski, Marinita Precaria ha conseguido hacerse hueco dentro del ‘minimal pop’.

Etiquetas
stats