Música y versos, golazo sostenido

Acto de Guille Galván, guitarrista de Vetusta Morla y Ricardo León, líder de McEnroe en Cosmopoética

Decía este miércoles Guille Galván, guitarrista de Vetusta Morla, que la poesía le había enseñado a mirar la música de otra manera. Ricardo León, líder de McEnroe, replicaba que él tenía claro cuando escribe poemas y no música, porque notas que no hay quien responda. Dialogaban en el marco de un festival poético. En una sala llena de gente. Algunos sentados en el suelo, otros mirándolos a través del móvil, de otra manera. Y ambos, con una guitarra a cada lado y un poemario sobre la mesa.

La presente edición de Cosmopoética pasará a la historia por ser la primera con un país invitado, cierto, pero es probable que muchos la recuerden como una de las más musicales, dada la alta calidad de los participantes en el ciclo Sol sostenido, un improvisado diván en el que recapitular sobre música y versos y un golazo por la escuadra de la organización. A la vista estaba cuando uno se acercaba a Orive para ver a Galván y Lezón: La poesía trae cola.

Además de representar lo más destacado del indie español, los protagonistas tienen en común otra cosa, y es que son parte de la familia de la editorial Bandaaparte. Ya saben, esa que gusta de publicar libros de no escritores y a la que también ha nutrido de literatura la presentadora del acto, la periodista Marta Jiménez, que, muy sabiamente, dirigió el diván hacia territorio neutral. Se pudo recitar, se pudo hablar y se pudo cantar.

Mucho más incómodos en su papel como recitadores, Galván y Lezón sí que estuvieron cómodos en el cuerpo a cuerpo sobre música y poesía. "Me resulta extraño venir a festivales como éste. A veces temes que alguien destape el truco y se vea que eres un impostor", confesaba el guitarrista de Vetusta Morla sobre su poemario Retrovisores (2015). "No me siento un impostor, sino un privilegiado", afirmaba Lezón, cuyo libro Los minúsculos latidos, tiene tanto de poesía como de evocadora prosa.

A este respecto, Jiménez hablaba de que esta edición de Cosmopoética está siendo muy prosaica, aunque Lezón, que reconoce como deuda personal ser capaz de escribir un libro de relatos, defendió que hay "poesía que intenta ser prosa", del mismo modo que hay "relatos que están llenos de poesía". Al cierre, Ricardo Lezón cantará con Galván una de las canciones de su nuevo disco, Arena y Romero, y dibujará un relato de desamor, ambientado entre La Alameda de Sevilla e Inglaterra, que dará sentido a sus palabras. Pero antes, hubo tiempo para hablar de música.

La altura literaria del Indie

Porque ambos coincidieron en que el Indie español vive buenos tiempos. Lejos de épocas pasadas en las que existían dos tipos de bandas -las que tenían buen sonido o las que tenían buenas letras-, Galván hizo una defensa de la altura literaria de la escena pop rock española actual. "Estamos en un momento en el que las bandas se han dado cuenta de que las grandes letras no están reñidas con los grandes arreglos o con un buen sonido", apuntaba el guitarrista de Vetusta Morla. Galván entiende la música como un libro abierto, llegue o no llegue a mucha gente, porque para él el punto de partida es la soledad.

Lezón, que reconoce que acabó siendo letrista de McEnroe por pura casualidad, cita a Mark Kozelek, acaso uno de los mejores narradores de la actualidad con una guitarra en la mano, pero también apunta a que en el indie español hay buenos letristas. "Gente que a lo mejor no escribe algo que me llegue, pero que, cuando lo escuchas detenidamente, te das cuenta de que está muy bien escrito", añade sin dar nombres.

Luego, cada uno coge una guitarra. Se colocan al borde del escenario. Y meten juntos un gol por la escuadra. Ovación y a casa.

Etiquetas
stats