Mama África se desborda en Córdoba

FOTO: MADERO CUBERO
El Festival Internacional de Cine Africano arrancó anoche en un lleno Teatro Góngora con un documental sobre Miriam Makeba

El Festival Internacional de Cine Africano se muda. Tras ocho años en Tarifa, anoche inauguró su novena edición en Córdoba. El documental sobre Miriam Makeba, la cantante conocida como Mama África, desbordó la gala de apertura en un llenísimo Teatro Góngora, que contó hasta con una pequeña alfombra negra. Durante la inauguración, tanto la directora del festival, Mane Cisneros, como el concejal de Cultura, Juan Miguel Moreno Calderón, destacaron el “simbolismo” de Córdoba para acoger la muestra más importante sobre el cine del continente africano. “Que los africanos nos hablen de África, porque África ha sido siempre contada desde fuera”, dijo Cisneros en la apertura.

Durante una semana el Festival proyectará en la ciudad casi un centenar de películas procedentes de 30 países del continente vecino. Como novedad, y en claro guiño al pasado califal de su nueva sede, el festival acoge en esta ocasión también películas de países árabes no africanos

La directora del festival, Mane Cisneros quiere que el único evento español dedicado a estas cinematografías sea “la ventana a la que se asomen las personas interesadas en acercarse a África, un continente a menudo desconocido y pasto de los prejuicios, a través de sus cineastas. Intentamos darle la vuelta a la idea preconcebida que el gran público tiene sobre África, abrir la mente de los espectadores y dar voz a los africanos para que se cuenten a sí mismos”.

El encuentro se ha consolidado. Entre los 23 trabajos a concurso, se presentará el primer largometraje de ficción rodado en Ruanda, ‘Matière Grise’, de Kivu Ruroharoza, que trata sobre la reconciliación tras el terrible genocidio que vivió el país. También se proyectará ‘The education of Auma Obama’, que establece un paralelismo entre Auma Obama, mujer luchadora y activista, de fuertes convicciones feministas, durante los meses anteriores a la elección de su hermano, Barak Obama. Y la película sudafricana, ‘Skoonheid’, de Oliver Hermanus, considerado uno de los directores más polémicos de su país y que, con esta película, aborda el tema de la homosexualidad con singular crudeza.

23 de las cintas irán a concurso en tres secciones oficiales. ‘El sueño africano’ (largometrajes de ficción), ‘Al otro lado del Estrecho’ (largometrajes documentales) y ‘África en corto’ (cortometrajes documentales y de ficción). El resto constituirán en otras cuatro secciones fuera de competición. ‘AfroScope’ es una selección panorámica de películas africanas e internacionales acerca de las realidades africanas contemporáneas; ‘Animáfrica’ se centra en las obras de animación y África en Ritmo recoge títulos sobre música y danza. Por primera vez, la cita se abre también a los países árabes no africanos en una sección denominada ‘Panarábica’.

En el apartado de Retrospectivas y Monográficos, las principales obras cinematográficas argelinas permitirán repasar la historia reciente de ‘Argelia, 50 años después de la independencia’. Por su parte, el ciclo ‘Cine y Urbe’ explorará la ciudad africana a través del cine, mientras que ‘La pequeña cinemateca de Abderrahmane Sissako’ presentará cinco filmes seleccionados por el propio director mauritano que da nombre al ciclo.

En total, participan 28 países. 16 son africanos: Angola, Argelia, Burkina Faso, Chad, Guinea Bissau, Kenia, Mali, Marruecos, Mozambique, Níger, República Democrática del Congo, Ruanda, Senegal, Sudáfrica, Tanzania y Túnez. A ellos se les unen títulos de Egipto, Jordania, Líbano y Siria. Especialmente complicado fue sacar la cinta de este país, que vive una terrible guerra civil.

Pero Cisneros se empeña en recordar que esa parte del mundo, junto a África “es más que hambre, pobreza y guerra”. “África es el continente con el mayor número de países en vías de desarrollo y ha sido la segunda región con mayor crecimiento en el mundo durante los últimos 10 años. Mientras, Europa vive un clima de recesión económica y social sin precedentes”, señala la directora. A Cinseros siempre le gusta recordar que la potente industria del cine de Nigeria, conocida como Nollywood es la segunda más grande en el mundo, solo por detrás de Bollywood, en la India.

Etiquetas
stats