¿Qué se sabe del Mad Cool andaluz (y de su posible paso por Córdoba)?

Imagen de archivo de un festival en Córdoba

Lo ha verbalizado el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, en respuesta a un requerimiento del PSOE. El Gobierno Andaluz patrocinará este año un festival llamado Andalucía Big Festival by Mad Cool, que contempla “conciertos en las ocho provincias” andaluzas “de bandas internacionales” a lo largo de todo el año 2022.

No se sabe ni cuándo arranca, ni qué bandas son las que pasarán por Andalucía, ni por cada una de las provincias, solamente que la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y el Deporte de Andalucía, dependiente de la Consejería de Turismo y Deportes de la Junta de Andalucía, ha formalizado un contrato de patrocinio de unos 4 millones de euros para el desarrollo de un festival de música promovido por la promotora de origen gallego que organiza el Mad Cool, un exitoso festival que, antes de la pandemia, había celebrado cuatro ediciones en Madrid.

Según ha adelantado el periódico La voz del Sur, el 80% de la cantidad financiada es de fondos europeos, fondos Feder, y el contrato se ha tramitado como procedimiento negociado sin publicidad, con una duración de diez meses desde su formalización. Entre las contraprestaciones pactadas por contrato, están la actuación de, al menos, dos artistas o grupos de primer nivel como cabeza de cartel, así como de un mínimo de quince grupos de los incluidos en la propuesta de Andalucía Big Festival (que no ha trascendido).

Mad Cool no ha dado todavía ni una pista sobre este proyecto en redes o sus canales oficiales. El que lo ha hecho ha sido el vicepresidente de la Junta, que ha dibujado una especie de festival itinerante con conciertos en “las ocho provincias andaluzas”. Sin embargo, el contrato, al que ha accedido este periódico, sólo contempla siete conciertos en siete provincias. No especifica si sólo se patrocinan siete o si son siete en total (podría ser que hubiera más conciertos pero sin el patrocinio de la Junta de Andalucía o podría ser un error del contrato).

Además, Marín ha señalado este jueves en el Parlamento que los conciertos serán también “patrocinados por ayuntamientos y diputaciones”, y ha resaltado que “las empresas que se contratan para los suministros, los conciertos, la puesta en marcha de esta logística, son andaluzas del sector cultural”. Esta última afirmación no viene recogida en el contrato y es dudoso que se pueda imponer a una empresa privada.

El PSOE critica que el festival “no tiene ninguna vinculación con Andalucía”

El documento estipula que los 4 millones en patrocinio se abonarán en pago único en diciembre de este año. Juan Marín ha defendido el proceso alegando que su consejería “no ha contratado”, sino que va a “patrocinar” esta especie de Mad Cool andaluz, haciendo un procedimiento “igual” que el resto de eventos que se hacen desde la consejería y la Empresa Pública de Turismo andaluz, al tiempo que ha agregado que “los criterios son los que establece la ley y son los que hemos llevado a cabo”, de negociación “sin publicidad”.

Todo esta información ha trascendido porque el Grupo Socialista en el Parlamento andaluz ha acusado este jueves a la Junta de patrocinar un festival de música que “no tiene ninguna vinculación con Andalucía”. En concreto, el diputado autonómico del PSOE-A Jesús Fernández ha preguntado en la sesión de control al vicepresidente de la Junta por los criterios seguidos “para la contratación del festival” con “un proceso negociado sin publicidad, para una empresa afincada en Madrid en manos de un gallego que sólo tiene cinco meses de existencia”.

Tras preguntar al vicepresidente si es que no existen en Andalucía “creadores, empresarios del sector cultural, de la industria musical, que pudieran llevar a cabo este patrocinio”, el diputado del PSOE-A ha subrayado que “el sector cultural ha sido uno de los más castigados en la pandemia”, y ha insistido en preguntar si ésta no era “una oportunidad para apoyarlo”. El representante socialista ha criticado que “el modelo de este patrocinio es muy poco transparente”, y ha apostillado que “en el sector de la industria musical se está comentando que uno de los representantes de Andalucía Big Festival, al que definen como conseguidor de este patrocinio, tiene estrechos vínculos con el que era su antiguo jefe”, el expresidente de Ciudadanos Albert Rivera.

“Si a esto le unimos que algunos medios dicen que Rivera vincula su futuro laboral a la organización de eventos, especialmente de la industria musical, ¿estaremos ante un patrocinio a dedo?”, ha concluido preguntando el parlamentario socialista al vicepresidente de la Junta, al que ha trasladado que el “sector de la industria musical” está “defraudado y enfadado con acciones como ésta”.

Juan Marín, por su parte, le ha contestado que este patrocinio “es tan poco transparente que está publicado en el portal de la transparencia”, y ha apostillado que, “independientemente de eso”, si el diputado “tiene algún género de duda sobre su irregularidad o ilegalidad, lo que hay que hacer es denunciarlo”.

Etiquetas
stats