'Hora de cierre' abre la Feria de Teatro de Palma

Imagen de 'Hora de cierre'.
Excéntrica Producciones inaugura este certamen cuya programación se extiende del 1 al 4 de julio

La compañía Excéntrica Producciones, de la mano de la creación de la coreógrafa Isabel Vázquez, protagonizará la jornada inaugural de la 31 Feria de Teatro en el Sur de Palma del Río (Córdoba) con el montaje Hora de cierre, una propuesta donde la bailarina y coreógrafa sevillana se deja arrastrar en un ejercicio de madurez creativa, sinceridad y de exposición interior.

Como cada principio de verano, la Feria de Teatro de Palma del Río ofrece un completo y variado programa que incluye teatro, danza, flamenco, cabaret, circo, teatro de calle e infantil… Del 1 al 4 de julio, la programación de este año presentará casi una treintena de propuestas, entre las que destacan diez estrenos de compañías andaluzas, reforzando su vocación de escaparate de las artes escénicas de Andalucía.

Con este espectáculo, Isabel Vázquez coloca en su punto de mira a la gran Martha Graham, que hace años se sinceraba con esta reflexión: “Era en los años setenta, cuando dejé de bailar. Había perdido el gusto de vivir. Me quedaba sola en mi casa, comía poco, bebía demasiado, veía todo negro… Más que cualquier otro ser humano, un bailarín muere dos muertes: la primera la física, cuando el cuerpo poderosamente entrenado ya no responde como uno lo desea”.

Isabel Vázquez recoge el guante de Martha Graham y se exhibe en una sorprendente actuación artística. La coreógrafa se desnuda con entusiasmo en este acto de entrega absoluta, de celebración del instante: “El bailarín trata de conservar y prolongar una juventud y energía más allá de lo comúnmente posible, frenando el paso del tiempo sin querer saber qué puede ocurrir después, afilando cuerpo y mente como lo ha hecho desde su juventud, dispuesto a vivir un momento escénico privilegiado, a procurar crear una parcela de eternidad que encuentre la presencia abierta de un espectador. ¿Cómo transitar hacia la posdanza, cómo prevenir la ineludible transición o permitir una reconversión, cómo pensar en el largo plazo a la vez que intentar detener el tiempo?”.

Esta pieza, indica, es una “reconciliación de lo que soy ahora. Una celebración de la madurez. El placer de estar en escena más allá del virtuosismo de un cuerpo entrenado para bailar. Se es bailarín bailando y bailar es un estado efímero que depende de un instrumento inestable, el cuerpo, pronto a deshacerse, aún cuando a nivel interpretativo la madurez llega con el tiempo”. Y esa contradicción, “difícil de admitir y de vivir”, surge en ‘Hora de cierre’. “Cómo se atrapa un instante… Este momento... ¿Cómo puede retrasar el fin?” se pregunta Isabel Vázquez.

Considera la creadora sevillana que la identidad del bailarín se refrenda “cada día” y no se puede construir sobre el largo plazo, con un desarrollo profesional que siga las edades del hombre, madurez y vejez incluidas: “Es una identidad que no se afianza con el tiempo, más bien se va escapando. Y cuando llega el momento de decir adiós al escenario se vive una especie de pequeña muerte, de despersonificación. Al bailar ya no se es. El largo plazo es el enemigo, es el tiempo de su desaparición. Sin embargo tienes una sabiduría corpórea, un conocimiento íntimo de las fibras musculares, nerviosas, emocionales”.

Hora de cierre es una suerte de reencuentro, con ella misma y con la danza en sí, donde representa casi una lucha contra la muerte, “contra la decrepitud de la edad”. Si, como afirma, los bailarines viven con particular dificultad y lástima el desmoronamiento de su cuerpo-obra, existe entonces un pasaje obligado por una etapa de “duelo, dolorosa y angustiante, de vacío existencial y de tentativas para encontrar otro camino. Renunciar a la vivencia del escenario es ciertamente una amputación, un anuncio de la muerte. Este Solo me gustaría que fuera un decir mi pérdida, una reconciliación con lo que soy ahora y una celebración de la madurez. El placer de bailar más allá del virtuosismo de un cuerpo entrenado para la danza”.

La programación de la Feria de Teatro en el Sur se completa con cerca de una treintena de propuestas escénicas, muy variadas, donde caben desde teatro de texto, propuestas de circo, nuevas dramaturgias, marionetas, danza, espectáculos de calle, cabaret, flamenco y piezas infantiles. Además, se desarrollará también una serie de actividades profesionales y presentaciones en torno a un centenar de programadores de los diferentes circuitos teatrales andaluces y nacionales que como cada año se dan cita en la gran fiesta del teatro andaluz.

Las actividades estarán repartidas entre el Teatro Coliseo, la Casa de la Cultura, la Casa de la Juventud, la Caseta Municipal / Centro Municipal de Congresos y diferentes lugares de la localidad cordobesa, como los Jardines de Reina Victoria o el Paseo Alfonso XIII, espacios que acogerán las propuestas de calle.

Etiquetas
stats