La “gran familia” del arte contemporáneo ya tiene casa en Miraflores

Entrada al C3A | MADERO CUBERO

Es un edificio enorme, pero este lunes había atascos en sus enormes pasillos. La “gran familia” del arte contemporáneo, como la llamó la alcaldesa, Isabel Ambrosio, es más grande de lo que parece, y este lunes se ha apropiado de la que a partir de ahora tiene que ser su nueva casa, el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A), anteriormente conocido como C4, que por fin, más de una década después de que se proyectara, ha abierto sus puertas.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, le dio la misma importancia a la apertura del C3A que a la del Museo de la Aduana de Málaga “de la pasada semana”. “Que no se pierdan los creadores andaluces”, reclamó durante su discurso, al tiempo que aseguró que este espacio no solo era una demanda del arte contemporáneo en Córdoba “sino de todo el sector”.

Díaz, incluso, fue más allá en sus metáforas. Así, recordó un discurso en el que habló de que los grandes proyectos culturales pueden ser “transatlánticos” o “lanchas rápidas”. “Un museo es un transatlántico, tiene un rumbo fijo”, dijo. “El C3A no, es un elemento que nace sin rumbo, vivo y muy dinámico que se convertirá” en lo que quieran los artistas contemporáneos.

El C3A ya está abierto. Para la creación y también para el público. “Es un regalo anticipado por Navidad”, dijo la alcaldesa. “Ya hay creadores que se quieren quedar en Córdoba”, aseguró la presidenta de la Junta, que insistió en el que objetivo de este espacio es que “quien quiera quedarse en Córdoba va a poder hacerlo”. La alcaldesa, por su parte, anunció que el Ayuntamiento reorientará también gran parte de su producción y actividad cultural hacia este nuevo espacio de la Península de Miraflores, el primero de los proyectados a principios del siglo XXI que iban a acabar con la consecución de la Capital Cultural en este mismo año.

De hecho, 2016 ha sido un año clave para la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, que era alcaldesa cuando el edificio se proyectó y cuando la Junta encargó su construcción a los prestigiosos arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Soberano. Abrirlo antes de que acabara el 2016 con algo más que la instalación de unas oficinas fue una meta que la propia consejera se marcó como un reto personal.

En los discursos inaugurales también hubo palabras para la decisión más polémica de todas, el traslado de parte de las instalaciones de la Filmoteca de Andalucía a Córdoba. La propia consejera de Cultura insistió en la vocación “audiovisual” que tiene el centro (con su fachada mediática). “Este nuevo espacio da más empaque a la Filmoteca de Andalucía”, dijo Susana Díaz. Pese a movilizaciones previas, la plataforma contra el traslado de la Filmoteca no acudió a una inauguración que lleva semanas anunciada.

Mientras tanto, el sector del arte contemporáneo asiste expectante a la nueva vida del C3A. Tras cinco años de un edificio cerrado junto al Guadalquivir, la infraestructura abre sus puertas y de momento con programación propia y talleres ya previstos.

¿Cómo es el C3A?

El Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A) es un espacio dedicado a la producción y creación contemporánea, un lugar en el que los artistas pueden hacer realidad sus proyectos, investigando, experimentando, generando sus obras y exhibiéndolas.

Se trata de un lugar para el encuentro y el diálogo entre disciplinas, para la formación especializada e inicial, para la participación ciudadana y sobre todo para compartir, vivir, sentir y disfrutar la cultura.

Uno de los objetivos principales del C3A es acercar los lenguajes artísticos contemporáneos a la ciudadanía, que podrá conocer no sólo las obras acabadas, sino también el proceso creativo, la labor de los artistas. Para ello, la programación de exposiciones, actividades, talleres, etc. se orienta a todos los públicos y en ella tendrán una presencia muy importante las artes visuales, el audiovisual, pero también las artes en vivo, el ámbito escénico, la danza o el circo contemporáneo.

El recién inaugurado C3A tiene la vocación de convertirse en un centro de referencia para la creación y producción artística en Andalucía. Para ello, cuenta con más de 1.000 metros cuadrados de talleres para la creación visual y laboratorios para el audiovisual. Esto permitirá desarrollar proyectos en el ámbito de la pintura, la escultura en metal y madera o el trabajo con cerámica, así como otros que requieren tecnología digital, como la fotografía y el vídeo. Además, cuenta con equipamiento medialab y avances tecnológicos entre los que se encuentran impresora y escáner en tres dimensiones. A ello se suma otra zona de casi 600 metros cuadrados para la confluencia con otras disciplinas, en particular en el ámbito de las artes en vivo.

En este centro tienen cabida todas las fases del proceso creativo: investigación, diseño, producción y exhibición. Es un espacio para la creación y una plataforma para los artistas. Se dedican 1.100 metros cuadrados para la exhibición y presentación de obras. Asimismo, dispone de un centro de documentación especializada para los artistas, ya que todo proceso creativo incluye una parte de investigación, y abierto al uso ciudadano. También se ha habilitado una zona específica dedicada a la formación y al desarrollo de programas de emprendimiento cultural, otras de las líneas de acción del centro.

Cuenta con espacios polivalentes que contemplan en su programación microcultura y actividades de pequeño formato en distintas disciplinas, incluido el ámbito literario. Asimismo, dispone de una amplia zona para actividades pensadas para toda la familia y un espacio público ajardinado en el que se van a programar actividades al aire libre y para todos los públicos.

La fachada del edificio supone una gran pantalla para la creación

La fachada del C3A está diseñada para ofrecer una apariencia durante el día, mientras que por la noche se convierte en una única y dinámica pared de comunicación que reacciona muy específicamente a la arquitectura. Los 100 metros de esta fachada están formados por 1.319 huecos hexagonales. Cada uno de los cuencos sirve como un reflector para una fuente de luz artificial integrada. La intensidad de cada lámpara se puede controlar individualmente, formando una gran pantalla irregular, en un gran comunicador de información digital.

Durante el día, la fachada muestra un paisaje tridimensional sin signos de fachada mediática. Además, esta modulación tectónica y topografía superficial se caracteriza por una composición lúdica de luz y sombra que cambia constantemente con el movimiento del sol.

A partir de la inauguración esta fachada tecnológica ofrecerá las creaciones de la empresa Realities United radicada en Berlín que generará imágenes y modelos sobre el Guadalquivir.

La mediateca

La Mediateca del Centro de Creación Contemporánea incluye 10 nuevos puestos de visionado individual con pantallas 4K, y 6 terminales de consulta en línea para investigadores con lo que el usuario podrá consultar todo el fondo video gráfico de la Filmoteca de Andalucía, ubicada también en el C3A.

Este fondo asciende a más de 18.000 copias en soporte magnético y sobre todo digital, incluido el Depósito Legal de Andalucía, y una interesante fonoteca relacionada con el cine y las bandas sonoras; acceder a todo el fondo de cine existentes en las plataformas de visionado legal en línea; o acceder a los fondos fílmicos digitalizados de la Filmoteca de Andalucía, y en el medio plazo, los fondos de las filmotecas nacionales e internacionales, aprovechando nuestra pertenencia a la Federación Internacional de Archivos Fílmicos.

Además de un nuevo espacio para las nuevas formas de visionado, la Mediateca es el espacio ideal para visibilizar a uno de los más valiosos tesoros de la Filmoteca: su Biblioteca Especializada. Son más de 13.000 volúmenes sobre cine y audiovisual a los que el nuevo espacio permitirá el acceso libre. Colecciones completas de especialistas en la materia que se aúnan con publicaciones más divulgativas. Este fondo bibliográfico contiene también un repertorio de publicaciones periódicas y revistas especializadas a las que el usuario podrá acceder libremente. Todo ello en un nuevo espacio de interrelación, compartido y social que aúna la investigación y los aspectos divulgativos.

Sala de audiovisuales

Una sala acogerá las creaciones audiovisuales más contemporáneas o que nos explicarán los procesos de creación de los artistas más actuales. También tiene un alto contenido didáctico para poder comprender la evolución de las diferentes artes hasta llegar a nuestro presente.

En su pantalla se proyectará ininterrumpidamente durante la apertura del centro diversas propuestas artístico divulgativas.

El C3A ha abierto sus puertas con la exposición Montaña Negra, del artista Daniel Silvo (Cádiz, 1982), un primer proyecto artístico para la infraestructura en el que siete personas y colectivos relacionados con el mundo del arte de muy diversas disciplinas convivirán y compartirán experiencias durante cuatro meses. La intención no es otra que la de reunir a creadores de ámbitos como la danza, el cine, la poesía, la crítica de arte, el comisariado, las artes plásticas o la arquitectura. En esta propuesta participarán Marta Beltrán, Juan Cantizzani, José Daniel García, Juan José López, Helena y Julia Martos, el colectivo Vértebro y Manuel Zapata.

Ellos serán los primeros protagonistas de este nuevo centro de creación, que fueron elegidos para el desarrollo del proyecto tras realizar una convocatoria pública a la que se presentaron más de 80 artistas y que finalizó el jueves. La decisión correspondió a un jurado compuesto por Daniel Silvo, Óscar Fernández y Jesús Alcaide. Después de la inauguración del C3A, los participantes trabajarán bajo la tutoría de Fernández y Alcaide, que orientarán a los creadores en sus procesos de trabajo. Durante los cuatro meses que durará Montaña Negra, los seleccionados mantendrán su ocupación en el espacio expositivo, utilizándolo de esta forma como su propio estudio.

En palabras del artista Daniel Silvo, Montaña Negra pretende llamar la atención del espectador para acercar a los públicos el proceso creativo, y así hacer entender que la labor de los creadores es compleja y esforzada. Por otro lado, quiere provocar también un cambio en la forma de entender el museo, no ya como mausoleo, lugar donde las obras van a morir y ser veneradas, sino como espacio vivo, donde las obras se construyen y el debate es continuo. Por último busca involucrar al espectador, dado que éste puede asistir cada semana a las sesiones críticas en las que los artistas presentarán sus avances, logros, dudas y conflictos con la obra.

Asimismo, el proyecto pretende que, al convocar a creadores de distintas disciplinas, se produzca un enriquecimiento de los procesos de trabajo. Esto sucederá bajo el acompañamiento de los tutores, que realizarán sesiones críticas semanales y harán un seguimiento personal de cada obra.

Los artífices de Montaña Negra

Siete creadores y colectivos serán, por tanto, los encargados de dar forma, junto a Daniel Silvo, Óscar Fernández y Jesús Alcaide, al proyecto artístico Montaña Negra. Las hermanas Helena y Julia Martos, con el lenguaje coreográfico y con el audiovisual, respectivamente, pretenden traspasar las naturalezas de cada uno de ellos de forma que les permita compartir el proceso creativo y no sólo el producto final. Juan José López es artista multidisciplinar, con especial relevancia en el vídeo, la música y la fotografía. Su obra videográfica tiende en los últimos años hacia lo cinematográfico. El colectivo Vértebro, compuesto desde 2007 por Ángela López, Diego Calzada y Nazario Díaz, tiene su identidad conformada por una mezcla de disciplinas artísticas y creativas.

Propuestas que se salen de los cánones establecidos y que buscan la identidad, ya sea del lugar o de los que lo habitan es lo que ofrece a través de su obra Manuel Zapata, con creación a través de disciplinas tradicionales como el óleo, el acrílico o la cerámica. Por su parte, Marta Beltrán explora con su trabajo la expansión del dibujo desde el registro diario en pequeño formato hacia la composición de uno monumental a base de fragmentos y ligada a una consideración del espacio físico. Su principal motivación es la representación de la figura femenina como expresión de contenidos inconscientes y emocionales.

José Daniel García es poeta, ideólogo y fundador y coordinador del Colectivo CAÍN, desde el cual dirigió la extinta colección de poesía “loscatorceochomiles”. Con su primer libro, El sueño del monóxido (2006), ganó el Premio Andalucía Joven de Poesía. En cuanto a Juan Cantizzani, su obra explora la dimensión de la escucha y el papel de la subjetividad como elementos de transformación. Ha desarrollado diversos proyectos en base a una serie de aspectos procedentes del campo de la vibración, entorno, espacio y percepción. En 1999 fundó el Colectivo Weekend Proms, coordinando desde entonces diversas iniciativas como Senxperiment, Educación y escucha activa, Andalucía_Soundscape o MASE.

Todos ellos trabajarán junto al autor y los tutores del que será primer proyecto artístico del C3A. El ideólogo de Montaña Negra es el gaditano Daniel Silvo (1982), artista y doctor en Bellas Artes, así como docente, comisario y director del espacio de trabajo Atelier Solar, en Madrid. La tutoría correrá a cargo del cordobés Jesús Alcaide (1977) y del vizcaíno, de Barakaldo, Óscar Fernández (1976). El primero es crítico de arte y comisario independiente. Desarrolla sus investigaciones y trabajos curatoriales en diferentes territorios de las prácticas artísticas contemporáneas. Entre 2010 y 2011 dirigió el I+Cas (Centro experimental tecnológico para la cultura y las artes de Sevilla) y desde 2014 codirige CoMbO. El segundo es doctor en Historia del Arte y comisario de exposiciones y actualmente coordina la sala de exposiciones Vimcorsa y el Centro de Arte Pepe Espaliú de Córdoba.

Etiquetas
stats