Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Esplendor Cinemas se alía con un empresario cordobés para reabrir sus tres cines de verano

Cine de verano

Marta Jiménez

0

Francisco Ángel Cañuelo Contreras, sobrino del desaparecido Martín Cañuelo, uno de los herederos de los cines de verano y administrador actual de la empresa Esplendor Cinemas, ha firmado un acuerdo con el empresario cordobés Antonio Amil Corredera, administrador de los comercios de empanadas La Tana Criolla y de la empresa de importación Dreamworld People SL, para la reapertura de los cines de verano en la próxima temporada estival.

“Nuestro objetivo compartido es reabrir con la normalidad que caracterizaba cuando los dirigía mi tío Martín”, explica Cañuelo desde Londres, donde reside. “Sin embargo, seguimos a la espera de recibir el apoyo del Ayuntamiento de Córdoba en los proyectos que hemos propuesto, entre los cuales destacan la creación de un apartado publicitario y la fundación del Centro Cultural Martín Cañuelo”, apunta.

Para Esplendor Cinemas, el apoyo del Consistorio “es de vital importancia para la supervivencia de estos espacios tan queridos y requeridos por la ciudad, y característicos de nuestra forma de vivir el duro verano cordobés”. En su opinión, la colaboración del Ayuntamiento no solo garantizaría la continuidad de esta tradición, sino que también “contribuiría al fortalecimiento de la identidad cultural de Córdoba”.

Para su socio, Antonio Amil, cordobés que ha vuelto a vivir en su ciudad desde hace un año y medio, la intención “es mantener la tradición de los cines, ese punto de encuentro para las familias, y durante el año hacer eventos culturales”. El empresario quiere “darle posibilidades” a los estudiantes de arte dramático y del conservatorio y traer a “artistas de renombre” para darle contenido a los espacios. El empresario también tiene otros proyectos “de otra índole que amplían esa propuesta cultural para el desarrollo de la ciudad”, asegura.

“Esperamos contar con el Ayuntamiento para que estos espacios funcionen todo el año y la cultura cordobesa se amplíe”. Hemos lanzado proyectos para Cordoba, nuestra intención es mantener la tradición de los cines, ese punto de encuentro de los cines y durante el año hacer eventos culturales, darle posibilidades a los estudiantes de arte dramático, traeremos artistas de renombre para darle contenido a los espacios. Otros proyectos de otra ´ndole que amplian esa propuesta cultural para el desarrollo de la ciudad“.

Los tres cines de verano del casco histórico propiedad de Esplendor Cinemas son el Fuenseca, el Delicias y el Olimpia, espacios que hasta ahora estaban aguardando a un comprador, o bien la figura de un “colaborador”, que prosiguiera el legado de Martín Cañuelo. Con la llegada de Amil Corredera, ambos empresarios esperan “con entusiasmo” poder trabajar con el Ayuntamiento y con todos aquellos que valoran estos espacios, “para que sigan siendo un punto de encuentro y disfrute para todos los cordobeses y cordobesas”.

A día de hoy, jaramagos que superan los dos metros, plantas trepadoras sin control, sillas y mesas de plástico apiladas llenas de polvo, y algunas de madera probablemente podridas por estar expuestas a la lluvia conforman el estado de los cuatro cines de verano de Córdoba, ya que el Coliseo de San Andrés también era gestionado por Esplendor Cinemas. Cuando faltan semanas para que llegue final de junio, la fecha en la que solía arrancar la temporada de proyecciones al aire libre, este es el paisaje desolador que ofrecen los cines de verano.

El legado de Martín Cañuelo

Un año después de aquel fatídico 28 de abril de 2023, el fundido a negro que se llevó a Martín Cañuelo y barrió su preciado legado, se van despejando las incertidumbres. Solo la ciudadanía se ha movilizado para no perder sus cines de verano y ha entregado al Ayuntamiento más de 5.000 firmas pidiéndole un esfuerzo decidido para abrir estos espacios en junio. Las firmas las recogió el Foro para la Apertura de los Cines de Verano en 2024 (FAC24), compuesto por varias organizaciones ciudadanas, encargadas también de recordar el inmenso trabajo de Martín Cañuelo.

FAC24, integrado por la Plataforma Ciudadana La Filmoteca se Queda en Medina y Corella, la Asociación de Vecinos de Fuenseca-Santa Marina-Orive y la Asociación Cultural Cine Cercano, advirtió entonces que la reapertura de estos espacios pasa por acometer un plan de limpieza de jaramagos y puesta a punto de los sistemas de proyección.

Asimismo, en febrero de este año, el colectivo solicitó de manera oficial a la Junta de Andalucía que declare esta manifestación socio-cultural como Bien de Interés Cultural (BIC), un título que daría plena protección a los cines ante su futuro incierto y los catalogaría como espacios culturales.

Etiquetas
stats