David Bisbal, la reinvención de un romántico 'crooner' latino

Concierto de David Bisbal en la plaza de toros de Córdoba | MADERO CUBERO
El cantante almeriense presentó ayer en Córdoba su nuevo trabajo 'Tú y yo' ante una abarrotada plaza de toros de Los Califas

Faltaban quince minutos para las once de la noche cuando las luces de la plaza de toros se apagaron. Aplausos y muchos gritos. La espera para ver a David Bisbal, por fin había terminado. “Tan solos tú y yo con nuestro atardecer, somos unos náufragos huyendo del ayer….”, así daba comienzo el segundo concierto de la gira española del cantante almeriense que escogió la canción Tú y yo, que da título a su último trabajo, para comenzar el espectáculo en Córdoba. Después llegaría Ave María con la que consiguió, si es que aún había alguien sentado, que toda la plaza de toros bailase al ritmo de este gran éxito de su primer disco.

Bisbal se presentó ante el público de Córdoba con la elegancia que le han ido dando sus trece años de carrera en solitario, con traje de chaqueta negro y camisa blanca, un atuendo que se ha hecho ya casi fijo en el cantante sobre todo después de su última gira en acústico. Con barba y pelo corto. Poco quedaba, al menos en el físico, de ese chiquillo que hace trece años se presentaba a Operación Triunfo con el objetivo de cumplir su sueño de llenar estadios y plazas de toros, como la de ayer de Córdoba donde volvió a demostrar una vez más porqué es considerado el cantante latino número uno del mundo. El almeriense se dirigió a su público al que  prometió que el de Córdoba sería “un concierto especial”. Muy aferrado a sus raíces, Bisbal profesó en varias ocasiones su cariño por su tierra, por Andalucía.

La plaza de toros de Los Califas estaba de bote en bote. El precio de las entradas, 35 euros en grada y 40 euros a pie de escenario, no impidió que miles de cordobeses abarrotasen el coso cordobés. Las colas que desde primera hora de la mañana se formaban en las inmediaciones de la plaza de toros ya hacían presagiar que sus fans tenían muchas ganas de Bisbal.

Durante las casi dos horas que duró el concierto el cantante fue desgranando las canciones de su último trabajo, como No amanece, Sí pero no, Mi estrella de cine, Lo que vendrá, Vida, qué locura o Olvidé respirar, tema que en el nuevo disco canta con la cordobesa India Martínez. El mediometraje dirigido por Kike Maíllo y protagonizado por la actriz María Valverde sirvió como hilo conductor del concierto. Pero como todo buen espectáculo que se precie,  no faltaron tampoco grandes éxitos del artista que en más de una ocasión consiguió poner en pie a Los Califas con temas como Quién me iba a decir, Cómo olvidar o Esclavo de tus besos. Aunque Bisbal también hizo gala de ese romanticismo en sus letras y de esas canciones íntimas que tan famoso le han hecho, no pudiendo faltar en su repertorio Quiero perderme en tu cuerpo, Esta ausencia, Dígale o Mi princesa. Tras un breve descanso y un cambio en el vestuario del artista quien volvió a saltar al escenario de riguroso negro, con pantalón y camiseta, y un foulard en el cuello llegó el fin de fiesta por todo lo alto con Torre de Babel y Al-andalus.

David Bisbal se despidió de su público, al que prometió regresar pronto, con “Diez Mil Maneras” single de presentación de su último disco. La gira lo llevará en los próximos días por Zaragoza, Madrid y Barcelona. 

Etiquetas
stats