La compañía surcoreana Kim Bock Hee Dance Company llega al Gran Teatro con 'Perfume de Danza'

Imagen del espectáculo 'Perfume de danza'.

El Centro Cultural Coreano, en colaboración con el Instituto Municipal de las Artes Escénicas (IMAE) de Córdoba, presenta este jueves, a las 20:30 en el Gran Teatro de la capital cordobesa, el espectáculo Perfume de Danza, de mano de la compañía de danza surcoreana Kim Bock Hee Dance Company.

Según ha indicado la compañía en una nota, el espectáculo está enmarcado en el festival de danza contemporánea coreana Chum Danza, a través del cual se darán a conocer reconocidas compañías de danza contemporánea coreanas en Córdoba, Cádiz y Málaga, en colaboración con festivales y teatros de España.

Pionera en danza contemporánea, Kim Bock Hee Dance Company lleva a cabo una reinterpretación de Bodas de Sangre de Federico García Lorca desarrollando un estilo en el que se funden el budismo, el espíritu coreano y la cultura de Occidente.

A través de sus coreografías presenta la perspectiva budista sobre el ciclo continuo de nacimiento y muerte. Las escenas del casamiento y del funeral incorporan elementos visuales con el uso de trajes y movimientos tradicionales coreanos.

Perfume de danza se divide en tres coreografías independientes. La primera, La flor de la existencia y la flor de la vanidad, trata del nihilismo y de la transmigración de los espíritus. Estas obras se basan en las emociones generadas por años de viajar y ver diferentes lugares culturales e históricos.

Vestigios, dónde está mi Luna, con coreografías de Son Kwanjung, y Bodas de sangre, la obra principal, que está basada en la obra de teatro de Federico García Lorca, es la representación de un amor trágico y del destino desafortunado de una mujer y dos hombres. La pasión y la emoción que García Lorca quiso transmitir se muestran en esta coreografía a través de la danza contemporánea.

Esta compañía fue creada en 1971 y fue la primera agrupación de danza contemporánea privada de Corea. Desde su fundación, Kim Bock Hee ha marcado un antes y un después en la danza en el país, realzando los valores humanos, históricos, popularizando la danza contemporánea en Corea y, sobre todo, uniendo el espíritu coreano, el budismo y el confucianismo en el formato de la danza occidental.

La compañía ha coreografiado unas 80 obras y ha sido invitada a países como España, Francia, Estados Unidos, Italia, México, Japón, Indonesia, Guatemala, Egipto, Tailandia, Ecuador y Argentina.

Etiquetas
stats