Los centros educativos podrán conocer la ciudad a través de sus teatros

Presentación del programa de teatro infantil | RAFAEL MELLADO

¿Cómo ha influido el teatro en la historia de Córdoba? ¿Los espectáculos dramáticos se desarrollaron más en unas épocas que en otros? Estas son algunas de las preguntas que podrán resolverse gracias al programa Érase una vez…el teatro, iniciativa novedosa que el Ayuntamiento de Córdoba y el Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) han incluido este año en el ciclo Vamos al teatro.

Así lo ha comunicado este lunes el delegado de Movilidad, Educación e Infancia del Ayuntamiento, Andrés Pino. Según ha declarado el concejal, “este programa pretende enseñar cómo, a lo largo de la historia, el ser humano ha usado el teatro como modo de expresión artística, ocio y transmisión de valores”.

Érase una vez…el teatro propone un recorrido por los diferentes teatros y espacios teatrales que han existido en Córdoba a lo largo del tiempo. Así, los centros educativos visitarán desde el Teatro Romano, la fachada de San Francisco, La Posada del Potro, la plaza de la Corredera, el Circo Romano hasta el Gran Teatro.

El ciclo Vamos al teatro está formado por diez espectáculos teatrales y la organización prevé una asistencia de 16.000 escolares y 700 profesores. Tal y como ha descrito Pino, “este programa permite cada año que el alumnado de infantil, primaria y secundaria de la ciudad pueda acceder a espectáculos teatrales y escénicos”. Así, ha apuntado que los objetivos principales son “conocer las diversas manifestaciones de la creación y el juego dramático, asistir a diferentes manifestaciones en distintos espacios de la ciudad, reconocer y valorar las distintas manifestaciones teatrales como expresión del patrimonio cultural artístico”.

Además, tanto Pino como el delegado de Cultura del Ayuntamiento, David Luque, han incidido en que uno de los objetivos principales es “crear hábitos de asistencia al teatro, no sólo de la población infantil y juvenil sino, también, de las familias”. Por ello, Luque ha apuntado que “cuando aumente la demanda y se normalice el hecho de ir al teatro, esta ciudad podrá tener un nicho importante para la industria cultural”.

En cuanto a los espectáculos teatrales, todos se desarrollarán en el Teatro Góngora. Noviembre arrancará con Malgama 1.1 Circo contemporáneo y compás, que tendrá lugar los días 6, 7 y 8, una obra en la que se entremezclan el circo, la danza y el flamenco. En diciembre se desarrollarán Pequeña Max y Pinoxxio y, en plenas fechas navideñas tendrá lugar la gala Circo de Navidad en la que la magia, los payasos y los malabares serán los protagonistas.

Ya en enero de 2017 llegará al Teatro Góngora un espectáculo bilingüe: Las aventuras de Tom Sawyer. Febrero y marzo seguirán con espectáculos puramente teatralaes (Amour y Pinocchio) y en abril, el poeta Alberti será el protagonista gracias al espectáculo de teatro, poesía, música y danza Alberti, un mar de versos. Finalmente, el ciclo finalizará en el mes de mayo con el único musical de la programación: La bella durmiente. En busca del último príncipe, un montaje puesto en pie por cuatro actores que demostrarán que el amor, la amistad y la valentía pueden contra todo.

Para el próximo curso (2017/2018), dos son las propuestas de cambio que prevé el Ayuntamiento. Por un lado, “mejorar la propuesta y extender al resto de los barrios” y hacer una programación que abarque al “público que va desde los tres a los seis años”. A juicio del concejal de Educación, “es en esta edad donde está la mejor cantera ya que crear hábito en esos chicos es más fácil y perdura en el tiempo”.

Etiquetas
stats