Carmen Linares: “Miguel Hernández no era sólo tristeza; en él había mucha vitalidad”

.

La cantaora Carmen Linares, símbolo indiscutible del flamenco contemporáneo, regresa a Córdoba dos años después de su último espectáculo en el que rindió homenaje a los poetas Juan Ramón Jiménez y Federico García Lorca y al músico Manuel de Falla. En el concierto de este jueves, la jienense se subirá a un escenario dispuesto en las Caballerizas Reales para mostrar su álbum Verso a verso, dedicado íntegramente a otro poeta: Miguel Hernández. Todo ello dentro del ciclo de conciertos Momentos Alhambra en Flamenco puesto en marcha por Cervezas Alhambra y en el que se darán cita los artistas más importantes del flamenco tradicional con otros más heterodoxos y algunas miradas al cante jondo desde otros géneros.

Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (2006) y Premio Nacional de Música (2001),,n este concierto presentará su álbum Verso a Verso en un espectáculo en el que encuentra, siente y expresa al poeta Miguel Hernández con un concierto extraordinario en el que se acompaña por Salvador Gutiérrez y Eduardo Pacheco, a la guitarra; Pablo Suárez, al piano; Josemi Garzón, al contrabajo; el baile de Vanesa Aibar y, a los coros y palmas de Ana María González y Rosario Amador.

En el álbum destacan, además, dos colaboraciones especiales que prestan su voz: Silvia Pérez Cruz y Arcángel. Aquélla casa su mediterránea sensibilidad con la jondura de Carmen en un dúo Casida del Sediento. Arcángel afina y templa su cante en la sentida Compañero que recuerda a Enrique Morente, autor de la música.

PREGUNTA: Manuel Machado decía que cuantas más personas cantaran tus coplas, se pierde el nombre del autor pero se gana en eternidad. ¿Se puede aplicar esta afirmación a Miguel Hernández?

RESPUESTA: Por supuesto. Creo que para un poeta, la culminación máxima es ver cómo su poesía es cantada ya que eso es una muestra de la popularidad de su obra. No podemos negar que muchos poemas se han conocido porque ha habido cantantes y cantautores que los han musicalizado, permitiendo así que la poesía sea cada vez más popular. Enrique Morente, por ejemplo, fue el primero en musicalizar a Miguel Hernández. Y ahí tenemos también el ejemplo de Joan Manuel Serrat con Para la libertad, poema de Miguel Hernández. Su canción se ha convertido en un himno. Y esto es lo que consigue la música: acercar a los ciudadanos la poesía, que se está recuperando. De ello estamos muy orgulloso todos los artistas que estamos colaborando a ello.

P. De hecho, en este disco también se ha lanzado a musicalizar el poema Para la libertad.

R. Hacer esto ha sido muy arriesgado porque todo el mundo conoce la versión de Serrat, pero pienso que los flamenco tenemos mucho que aportar a este tipo de canciones. Pablo Suárez, productor musical del disco, es el pianista y fue quien me dio la idea de musicalizar el poema. Y no tuve mas remedio que decirle que sí (risas). Pienso que cada uno tiene que arriesgar siempre en su terreno y, en este caso, tenemos demostrar que Miguel Hernández no sólo era tristeza, sino que en él había mucha vitalidad, muchas ganas de vivir y mucho amor hacia su hijo. Tiene una cantidad enorme de poemas que transmiten mucha vitalidad porque son un cante a la vida.

P. Lleva años imbricando en sus espectáculos la poesía y el flamenco. Hace dos años estuvo en Córdoba, en el Festival de la Guitarra, con un espectáculo que giraba en torno a versos de Federico García Lorca y de Juan Ramón Jiménez. ¿Por qué ahora Miguel Hernández?

R. Hace unos nueve años hice un espectáculo sobre él, que se llamaba Oasis abierto. Se trataba de un concierto con artistas invitados y principalmente era musical, aunque también había poesía. Fue algo tan bonito... Pero ya no hicimos más porque llegó la crisis y lo dejamos aparcado. Pero siempre pensé que ese trabajo tenía que salir a la luz, que debíamos hacer un disco porque, sino, se iba a quedar sólo en un espectáculo. Así que entre todo el equipo tomamos la decisión y lo publicamo bajo nuestro sello y con el título Verso a verso.

P. ¿Este disco es un reflejo de aquel espectáculo?

R. En los conciertos había ocho temas y al disco hemos incorporado canciones hasta tener 14. Además, quisimos que Verso a verso se publicara en formato disco-libro porque es más bonito todavía, con fotografías y testimonios de grandes poetas que hablan de Miguel Hernández. Mis tres últimos trabajos discográficos los he sacado con mi sello y he tirado la casa por la ventana (risas).

P. ¿Ha sido complicado conjugar los versos del poeta con el flamenco?

R. En comparación con anteriores discos, éste es mucho más personal. El álbum dedicado a Juan Ramón Jiménez fue una composición de Juan Carlos Romero y en Verso a verso, Luis Pastor ha tenido la generosidad de regalarme poemas musicados por él. Después se le han incorporado todo lo demás, el piano, el contrabajo, el chelo...

P. Cada poema requiere también un cante específico, ¿no?

R. Claro. El poema ya te transmite sus propios sentimientos y estos deben ir junto a un cante determinado. En el flamenco, debes ponerte al servicio del poema para que todo vaya en una misma línea. Hay poemas que suenan a seguiriyas y otros a cantiñas y a fiesta, como Los vendimiadores. Hay que cuidarlo todo. Además, como en el anterior espectáculo que hicimos en Córdoba, el de este jueves también va acompañado de danza, a cargo de Vanesa Aibar.

P. ¿Ha actuado alguna vez en las Caballerizas Reales?

R. Ahora que lo pienso... Sí, sí, pero hace muchísimo tiempo y creo que fue con un espectáculo de flamenco tradicional. Es un lujo volver a Córdoba porque es una ciudad que siempre me ha tratado muy bien. Recuerdo que de niña iba a Córdoba a ver a mi abuela, que vivía en Las Margaritas. Y cuando me iba de mi casa decía: “Me voy de Málaga a Malagón”, porque no veas qué calor hace en Córdoba (risas).

P. ¿Se quedaría con un solo poema de Hernández?

R. (Resopla) Es complicado. Si tuviera que elegir uno me quedaría con Aceituneros porque es tan hermoso que ha hecho popular a mi tierra. De hecho, el himno de Jaén lo grabé con la Orquesta Sinfónica de la ciudad y lo hicimos con ese poema. Es muy especial pero a cuál más bonito.

Etiquetas
stats