Vuelve el frío: desde el viernes bajonazo de temperaturas

Un joven abrigado en una calle de la ciudad | ÁLEX GALLEGOS

La segunda mitad de enero ve pasar los días con absoluta estabilidad en lo meteorológico. La única nota de diversión meteorológica la encontramos en las mañanas, que sin llegar a ser heladoras, sí que están resultando bastante frías gracias a la poderosa inversión térmica que acostumbra a darse en situaciones anticiclónicas peninsulares según media enero. Una dinámica que quiere seguir acompañándonos durante la presente semana pero tendrá brusco punto y a parte durante la tarde del próximo jueves.

Estabilidad en la primera mitad de la semana

El Sol camina por su mínimo anual sobre la línea del horizonte y eso sirve para que el termómetro aún no alcance a calentar en condiciones una superficie que se mantiene muy fría. El resultado, combinación ideal para nieblas y brumas matutinas como las que venimos arrastrando con diferente intensidad estos días de atrás. Nieblas que rompen al mediar el día y que tienden a dejarnos tardes verdaderamente agradables, con temperaturas suaves gracias a la temperatura relativamente elevada que tenemos en altura.

Las altas presiones se muestran dominantes sobre la península ibérica y así van a continuar hasta el jueves. Hasta entonces la tónica será la ya descrita, con mínimas que oscilarán entre los 2 y 3 °C y temperaturas máximas que podrían rozar de nuevo los 20 °C si la presencia de nubes no enturbia la atmósfera.

DANA al sureste peninsular y bajada de temperaturas

Será durante la jornada del jueves cuando se produzca un interesante cambio que podría dejar alguna precipitación débil y un más que seguro descenso en las temperaturas de cara al fin de semana. Desde la tarde del jueves, el paso de un frente frío asociado a una vaguada desde el noroeste peninsular, dejará con casi toda probabilidad alguna lluvia que sería de carácter débil en el tránsito del jueves al viernes.

Lluvias débiles sin mayor repercusión, que tras cuyo paso dejarán un acusado descenso de las temperaturas. La masa de aire que acompañará a la vaguada es de carácter frío, y según alcanzan a dibujar los modelos, tenderá a aislarse en el sureste peninsular durante la jornada del sábado. Se formaría así una DANA, o Depresión Aislada en Niveles Altos, que con movimiento retrógrado desde el interior del continente, alimentaría con aire muy frío las capas bajas y medias de la atmósfera peninsular. Un aislamiento frío que se quedaría rondando por el sur peninsular durante unos cuantos días hasta su reintegración en la circulación general del Atlántico Norte.

Situación propicia para importantes precipitaciones en el sureste peninsular que de buen seguro serán objeto de seguimiento por la más que previsible activación de avisos en buena parte de la vertiente suroriental. En lo que respecta a Córdoba, como es habitual en este tipo de situaciones, quedaríamos en un limbo aún por definir. Los modelos aún no aciertan a cerrar la evolución de este episodio, pero la experiencia demuestra que tenemos a las puertas una de esas situaciones meteorológicas que suelen dejar sorpresas por el sureste peninsular. Una suerte por la que aún es pronto apostar.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats