El vertido de orujo en el Guadalquivir llegará al Parlamento de Andalucía

Zona en la que se ha detectado el vertido | LARREA

Es, sin lugar a dudas, uno de los asuntos de mayor relevancia en lo que va de verano. Aunque ya no ocupa un primer plano de la actualidad. Quizá éste lo recupere en breve después de que Ciudadanos (Cs) solicitara al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía su comparecencia en relación al tema. Se trata del vertido de orujo que se diera a finales de junio en El Cario y que alcanzara al Guadalquivir. En ese sentido, la formación naranja promovió días atrás la presencia del mencionado organismo en el Pleno de la Cámara con el objetivo de conocer más detalles sobre el suceso. Una petición que fue aceptada, por lo que el Ejecutivo andaluz tendrá que ofrecer datos en el Parlamento en próximas fechas en referencia a la situación vivida en el río en la provincia de Córdoba en los últimos meses.

Según recogía el Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (BOPA), en su número 537 de la jornada del lunes, Ciudadanos requirió al Consejo de Gobierno “a fin de informar acerca del balance de los daños ambientales producidos por el vertido de orujo en el río Guadalquivir en Córdoba”. Un tema éste sobre el que la formación naranja ya puso su atención en agosto. Entonces, el diputado nacional Marcial Gómez elevó una batería de preguntas al respecto en dirección al Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. Cuestionó en su requerimiento si éste es “el peor desastre medioambiental de este tipo ocurrido en el Guadalquivir”, además planteó conocer qué medidas de depuración y control del vertido se habían adoptado por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) o el Ministerio. Por último quiso saber si “se habían realizado las correspondientes inspecciones a la misma para verificar si cumplía la legalidad vigente en materia medioambiental” en relación a la empresa que originó la contaminación fluvial.

Con anterioridad a esta iniciativa de Ciudadanos, existieron ya las de otras formaciones políticas. Así, en el mes de agosto tanto Podemos como el Partido Popular (PP) exigieron información a la Junta de Andalucía. El 6 de agosto, sin ir más lejos, el diputado autonómico de los populares, Miguel Ángel Torrico, solicitó la comparecencia en el Parlamento del consejero de Medio Ambiente, y Ordenación del Territorio, José Fiscal, para dar explicaciones sobre el asunto. Además, anunció la petición a dicho miembro del gobierno andaluz del cese del delegado de esa parcela en Córdoba. También Ecologistas en Acción reclamaron más detalles acerca del tema, así como Izquierda Unida (IU) y Comisiones Obreras (CCOO) acordaron realizar un análisis profundo de la situación.

Fue el pasado 20 de junio cuando aparecieron los primeros signos de contaminación a la altura de la zona industrial de El Carpio. Una gran mancha de alpechín comenzó a oscurecer el agua del río. El vertido se extendió a lo largo de 20 kilómetros y en los días posteriores se hicieron visibles sus estragos. Se contó por toneladas la cantidad de peces recogidos muertos en las orillas del Guadalquivir, con una estampa que también se dio en la capital. Tanto es así que el escape se dejó sentir en el paraje de los Sotos de la Albolafia, lo cual hizo saltar aún más las alarmas. Las voces críticas fueron cada vez más en relación al asunto, y sobre todo en torno a la cooperativa oleícola El Tejar, a la que Ecologistas en Acción había denunciado en varias ocasiones por su actividad en Pedro Abad.

Etiquetas
stats