Los vecinos protestan contra el ruido y más locales de hostelería en la Cruz del Rastro

Protesta de vecinos de La Axerquía contra el ruido en la Cruz del Rastro | TONI BLANCO

Una sala de estar de una casa de cualquier vecino. Una mecedora, una mesa camilla con una foto enmarcada encima...y los vecinos con tapones en los oídos contra el ruido. Esa es la imagen que han querido representar este sábado la Asociación de Vecinos de La Axerquía y miembros del Foro por el Derecho a la Ciudad para mostrar su rechazo a la propuesta de establecer más locales de hostelería en el solar de la Cruz del Rastro.

“Turismo sí, pero otro tipo de negocios que no vengan aparejados de más ruido”, ha explicado el portavoz del Foro y vicepresidente de la asociación de vecinos, Francisco Rosales. Protestan por la nueva licencia para que “dos restaurantes y cuatro bares con música” se instalen en el solar de la Cruz del Rastro, añadiendo, a su juicio, “más ruido en una zona ya saturada, al borde del colapso”.

Los vecinos, que han planteado alegaciones ante la Gerencia Municipal de Urbanismo por este proyecto, reclaman “el derecho de la ciudad a ser un espacio habitable, donde convivamos los vecinos y el turismo, pero donde se pueda descansar de noche y vivir de día”, explica Rosales.

“Cada negocio que se quiere montar tiene que ver con la emisión de más ruido”, asegura para señalar que estos locales atraen a “un reguero de gente que luego está en la calle” y dificulta el descanso de los vecinos.

Tapones pequeños y tapones gigantes para representar el hartazgo de los vecinos de la zona con el ruido, y cuartillas explicativas con sus reivindicaciones que han repartido entre peatones y conductores, han visibilizado la protesta de quienes viven en esta zona de la ciudad.

Además, han recogida firmas contra el proyecto del solar de la Cruz del Rastro y contra el decreto recientemente aprobado por la Junta de Andalucía, “que aumentará el ruido nocturno en al ciudad”, al permitir música en las terrazas y un horario más flexible de cierre para estos locales.

“Este nuevo decreto, con su ampliación de horarios, sería darle el visto bueno, el espaldarazo oficial a esos reiterados incumplimientos que de facto se están cometiendo y solamente favorecería al sector del ocio (turismo y hostelería), dañando seriamente la vida del vecindario”, recuerdan desde la asociación de vecinos que al respecto dijo el Defensor del Pueblo.

Etiquetas
stats