Unanimidad en el Pleno sobre la liberación de concejales

.
Todos los partidos votan a favor en la asignación a ediles, Ciudadanos se opone al reparto de asesores y Ganemos al de las asignaciones a los grupos municipales

Al final, hubo acuerdo. Todos los grupos votaron por unanimidad el número de concejales liberados (con sueldo) en el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba para el mandato que acaba de comenzar. Todos los grupos aceptaron también una enmienda que presentó el PP para redistribuir las liberaciones de su grupo. Así, los populares podrán tener a un total de seis concejales cobrando del Pleno, dos de ellos a tiempo parcial.

Finalmente, el acuerdo prevé que la alcaldesa y los diez concejales del equipo de gobierno puedan cobrar a tiempo completo. También lo harán todos los portavoces de los cuatro grupos que quedan en la oposición (PP, Ganemos, Ciudadanos y UCOR), además de dos concejales más de Ganemos, uno de ellos también a tiempo parcial. El resto, todo como estaba previsto.

El Pleno se preveía más complicado de lo que al final fue. Un informe del secretario del Ayuntamiento, Valeriano Lavela, consideraba desproporcionado el reparto de concejales liberados y abría la puerta a que los grupos de la oposición pudieran ir a los tribunales. La responsable de la asesoría jurídica municipal, Mercedes Mayo, emitió a primera hora un contrainforme que rechazaba los argumentos de Lavela y que estimaba que los cálculos y la proporcionalidad se había hecho bien.

Sí que hubo desacuerdo de dos grupos en otros dos puntos. Primero, Ciudadanos no estaba de acuerdo con el reparto de asesores y altos cargos que se había alcanzado. Sus dos concejales votaron en contra, argumentando que haciendo una división le habían correspondido menos asesores que al resto, según denunció su portavoz, José Luis Vilches. El teniente de alcalde de IU, Pedro García, le acusó de "decir una cosa y la contraria", al haber propuesto también una reducción del 60% en el gasto de asesores.

Por su parte, Ganemos no estuvo de acuerdo en las asignaciones a los grupos municipales, también aprobadas, y reclamó que se hiciese una auditoría de a donde iba a parar "el dinero del pueblo de Córdoba", según expresó su portavoz, Rafael Blázquez.

La voz cantante del PP en este Pleno no la llevó su portavoz, José Antonio Nieto, sino su viceportavoz, José María Bellido, que gana galones y peso dentro del grupo municipal popular en el inicio del mandato.

Etiquetas
stats