Últimos retoques para la fiesta de las cruces mirando al cielo

Un operario montando una cruz este martes | PEDRO NARGÁNEZ

Lo primero es lo último. El personal encargado de montar las típicas cruces de mayo deja para el final la colocación de las flores. La idea es que luzcan frescas durante unos días especiales, en los que se da el pistoletazo de salida al Mayo Festivo. Las últimas jornadas han sido especialmente intensas en todos los recintos que vivirán el espectáculo de las cruces. Algunos enclaves son tradicionales. Hacen lo que saben hacer y lo que se espera de ellos. Triunfo asegurado. También hay nuevos fichajes en el listado de cruces y entre ellos sobresale uno: el Córdoba CF ha montado su propia cruz de mayo con la ayuda de socios y simpatizantes del club.

Todo el mundo ha vuelto la mirada al cielo. Después de varios días de sol -y de fuerte calor-, los pronósticos apuntan a un cambio. Nadie pierde de vista la información meteorológica, de la que dependerá el desarrollo de la fiesta. Tras unos días de intenso trabajo para colocar las barras, equipos de iluminación, altavoces, tarimas y todo lo necesario para acoger a los visitantes, llega el momento de adornar con flores de diversos colores las 48 cruces que vestirán la ciudad califal en la primera fiesta del tradicional mayo cordobés. Rafael Gómez, diputado de cultos de la Hermandad del Císter, opina que "este es el momento más importante de los preparativos para las hermandades y asociaciones porque la decoración es el elemento clave que envolverá toda la fiesta y que creará ese ambiente tan especial".

Vestir la cruz con las flores es un proceso al que hay que dedicarle tiempo. Los miembros de la organización de la cruz de la Hermandad de la Buena muerte admiten que tardan "todo un día" en hacerlo y que se suele hacer el día de antes del inicio de la fiesta "para que las flores estén frescas y puedan mostrar toda su belleza". Este año usarán diversos tipos de plantas, desde los tradicionales claveles rojos y blancos hasta gitanillas moradas para decorar paredes y otros elementos.

Por su parte, el Ayuntamiento ha facilitado un documento que recoge la ubicación de las cruces en un mapa y todo lo relativo al concurso (premios, horarios, categorías, etc.). Además, se han tomado una serie de medidas para que las fiestas puedan transcurrir evitando altercados. El volumen de la música deberá bajarse a las doce de la noche para no molestar a los vecinos y a las 2 de la mañana se quitará el sonido. El comportamiento cívico de quienes disfruten de la fiesta será básico para que la integración de la celebración y el descanso de los vecinos sea correcta.

Y si llueve, ¿qué? "Aunque el tiempo pueda no acompañar, la fiesta se seguirá celebrando sin ningún problema", asegura un miembro de la Hermandad de La Paz, que admite que vive las últimas horas con los ojos mirando al cielo y consultando las previsiones. Si llega el agua, "no habrá problema" porque "el año pasado también llovió y hubo gente que siguió bailando y comiendo bajo las carpas que había habilitadas". Ilusión les sobra. Y cuando uno se quiere divertir, no hay obstáculo imposible. Las cruces se ponen a punto. La fiesta arranca este viernes.

Etiquetas
stats