UGT anuncia medidas legales en Emproacsa y que impugnará los nombramientos en la compañía

Rueda de prensa de los sindicalistas de Emproacsa.

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Córdoba (FICA-UGT Córdoba) ha denunciado la situación que se está viviendo en la empresa provincial de aguas Emproacsa, “en la que la dirección está más preocupada por el nombramiento de jefaturas inexistentes en la estructura actual antes de las elecciones municipales que de cubrir los puestos de trabajo que son verdaderamente necesarios”, denuncia a través de una nota de prensa. Asimismo, el sindicato adelantó que no firmará el convenio colectivo que se está negociando y que es “lesivo” para los trabajadores de esta compañía, dependiente de la Diputación Provincial, al mismo tiempo que criticó el “chantaje” de la dirección de Emproacsa, “que ha amenazado a UGT con reducir las horas sindicales si se niega a firmar el convenio acordado con el otro sindicato mayoritario”.

De esta forma, Pedro Téllez, secretario general de FICA-UGT Córdoba y delegado sindical de Emproacsa, explicó que “en Semana Santa se cerraron y abandonaron instalaciones valoradas en millones de euros por falta de personal mientras que la dirección de la empresa sólo está preocupada por los nombramientos a dedo de jefaturas que no existen en la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) y que sólo obedecen a compromisos de la gerencia, para lo que cuentan con la pasividad de la presidencia de Emproacsa y de la Diputación”. Al mismo tiempo, Téllez aseguró que en la negociación del nuevo convenio “se han vendido unas mejoras económicas que no van a poder cumplirse porque están condicionadas al techo de gasto, como así lo reflejan los informes de la auditoría”.

Otro de los aspectos “lesivos” del nuevo convenio que Emproacsa pretende aprobar “es el freno a la carrera profesional de la actual plantilla, incumpliendo los principios de igualdad, mérito y capacidad que deben regir en todo momento una entidad pública”. Además, en opinión de Téllez “se favorece solamente a los titulados universitarios y se olvidan de los titulados de Formación Profesional o técnicos profesionales, que jamás podrán opositar en esta empresa al cuerpo de técnicos”.

En otro orden de cosas, el nuevo convenio –aún sin aprobar- contempla una novedosa herramienta como es la “redistribución de efectivos”, que “es simplemente una forma de destruir empleo para no cubrir las vacantes generadas durante estos años, que ascienden ya a 30”, afirmó el secretario general de FICA-UGT Córdoba.

Para completar el despropósito y demostrar la nula capacidad negociadora de la empresa, Téllez avanzó que la dirección de Emproacsa “con la colaboración de CCOO, ha amenazado y chantajeado a UGT con reducir casi a la mitad las horas sindicales, convirtiéndolas en dinero, si nuestro sindicato se niega a firmar el nuevo convenio”. En esta misma línea, el secretario general de FICA-UGT Andalucía, Manuel Jiménez, calificó de “vergüenza que este chantaje venga de un gobierno progresista que pretende mermar un derecho adquirido como son las horas sindicales, que sirven para defender los derechos de los trabajadores”.

Finalmente, Jiménez aclaró que “además de la impugnación del convenio, estudiaremos llevar al juzgado esta amenaza, así como valoraremos denunciar a la dirección de la empresa por un posible delito de prevaricación, ya que pretenden promocionar a unas personas a unos puestos que no existen actualmente”. Para evitarlo, el responsable regional de FICA-UGT

instó a la empresa y a la Diputación a “paralizar esta negociación hasta que se celebren las elecciones municipales, porque no se puede perjudicar a una mayoría para beneficiar a una minoría”.

Etiquetas
stats