El turismo en Córdoba aguantó mejor en agosto que en el resto de Andalucía y de España

Turistas visitan Medina Azahara en julio 2020 | ALEX GALLEGOS

El turismo en Córdoba está aguantando mejor el temporal que en el resto de Andalucía y en España, según los datos que este miércoles ha difundido el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según estos datos, la caída de visitantes en la ciudad y la provincia no es tan acusada como lo que está ocurriendo en otros lugares del país.

Así, las pernoctaciones del pasado mes de agosto se contrajeron en la capital en un 42%. Los hoteles de Córdoba han registrado 78.182 pernoctaciones, según la Encuesta de Coyuntura Hotelera. En agosto del año 2019 fueron 183.000, y ese fue el año del récord absoluto en la llegada de visitantes a la provincia.

Mientras, en Andalucía la caída registrada ha sido de un 47% con respecto al mes de agosto del verano anterior, pero el desplome a nivel nacional ha sido muy notable, según el INE: un 64%.

En Córdoba y provincia el turismo está aguantando por varios motivos. El principal es que se ha convertido en un destino para el turismo nacional, pero no solo. Prácticamente el 70% de las noches de hotel en Córdoba durante el mes de agosto las han disfrutado turistas procedentes de otros puntos de España. El segundo, que muchos prefieren huir de lugares tradicionalmente más saturados y, sobre todo, disfrutar de un turismo más patrimonial y rural como es el cordobés.

El turismo nacional soporta la actividad hotelera en mayor medida que el extranjero

Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros se desplomaron un 64,3% en agosto respecto al mismo mes del año anterior, hasta sumar 16,8 millones, pese a la apertura de fronteras tras la finalización a finales de junio del estado de alarma, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Es el sexto mes consecutivo en el que, como consecuencia de la crisis sanitaria, descienden las pernoctaciones en los hoteles españoles tras las bajadas del 66,5% de marzo, del 100% en abril, del 99,2% en mayo, del 95,1% en junio y del 73,4% en julio.

En agosto aumentó en casi un millar el número de establecimientos abiertos respecto al mes de julio, pasando de 12.068 a 13.008, aunque esta cifra es un 23,2% inferior a la existente hace un año.

El total de plazas ofertadas en agosto fue 1.196.259, el 61,4% del total. Durante dicho mes, 5,8 millones de viajeros se alojaron en algún establecimiento hotelero, con un total de 16,8 millones de pernoctaciones. Estas cifras suponen un 45,2% y 35,7%, respectivamente, de las estimadas hace un año.

Pese a la apertura de las fronteras exteriores, el INE destaca que los viajeros residentes en España sostuvieron en mayor medida la actividad hotelera del mes de agosto, con 4,6 millones de viajeros frente a 1,2 millones de no residentes.

Ello se refleja también en el volumen de pernoctaciones, que alcanzan los 12 millones en el caso de los residentes, frente a los 4,7 millones de los no residentes.

La estancia media de los viajeros en los hoteles españoles bajó en agosto un 21,1% interanual, situándose en 2,9 pernoctaciones por viajero, a pesar de que los precios se abarataron un 9,6%.

En los ocho primeros meses de este año se han producido 72,4 millones de pernoctaciones en hoteles españoles, un 69,8% menos que en el mismo periodo de 2019.

Etiquetas
stats