El juez disuelve Prasur, la inmobiliaria de Prasa y Cajasur, que desaparece

Esquina de la calle Gondomar con Gran Capitán, sede de Prasa

Antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, cuando Cajasur era una caja de ahorros controlada en su mayor parte por la Iglesia, creó varias inmobiliarias participadas al 50% con constructoras cordobesas. Así lo hizo con Arenal Sur 21, fundada en el año 2001 de manera conjunta con la constructora de Rafael Gómez alias Sandokán. Cajasur se apresuró a vender su parte en 2006 cuando Gómez fue arrestado durante la operación Malaya. El mismo modelo siguió con Prasa, creando Prasur (Promotora Inmobiliaria Prasur SAU). En 2009, Prasur seguía gozando de buena salud. Pero duró poco.

Ahora, en el año 2021, el Juzgado de lo Mercantil de Córdoba ha ordenado la liquidación definitiva de Prasur, sin que conste que se haya podido atender el pago con la mayor parte de sus acreedores. Entre ellos está Hacienda. En su listado anual de los morosos a la Hacienda Pública, el Ministerio publica los débitos superiores al millón de euros. Es el caso de Prasur, que se va a la disolución definitiva sin haber resuelto esta deuda.

El 50% de Prasur fue adquirida en 2009 por Prasa a Cajasur. Ese año, la entidad fue intervenida por el Banco de España y vendida a BBK Bank, hoy perteneciente al grupo Kutxabank. Entonces, Prasur tenía fondos propios valorados en 60 millones de euros.

El principal negocio de esta promotora estaba fuera de Córdoba. De hecho, vendió promociones de viviendas en Torrejón de Ardoz (Madrid) o en Benahavís (Málaga). Pero su negocio principal fue adquirir el solar del antiguo Estadio Colombino de Huelva, que nunca pudo llegar a comercializar.

La constructora Prasa también está en concurso de acreedores desde el año 2019. Esta compañía mantiene un débito con Hacienda cercano a los 100 millones de euros. Los administradores concursales tratan ahora de garantizar la viabilidad de la compañía.

Etiquetas
Publicado el
26 de mayo de 2021 - 05:00 h
stats